El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Archivos en la Categoría: Pro ana y mía

Pedofilia, pederastia, anorexia y bulimia, los problemas de la Red de Redes

Pasa el tiempo y los temas escabrosos que rodean a la Red de redes, pedofilia, pederastia, anorexia y bulimia, continúan tal cual los descubrimos un día hace ya años. Y lo que es peor, acentúan su nocividad en la misma proporción en que aparecen más puntos sociales con los que “compartir”, cuando no “traficar”, con imágenes y vídeos.

Pasan los años y lejos de estar más cerca de acabar con esa lacra, o al menos con su inaudita proliferación en las redes sociales que tanto gustan a los menores, nos encontramos con la cruenta realidad que nos dice que en cierto modo hoy es más sencillo acceder a la documentación perniciosa que en esos círculos se maneja de lo que lo era cuando todo esto se destapó. Que el tiempo todo lo cura es una verdad que es válida para multitud de situaciones. En este caso en lugar de “curar” deberíamos cambiar el verbo por otro; empeorar.

Como bien dijo ayer Marcelino, ya hasta en Twitter hay pederastas que circulan por la red de redes micro-blogianas. Y lo peor, es el mismo Twitter quien nos facilita el acceso a ellos sin problema ninguno. Nos los recomiendan como se recomienda un plato en la carta de un bar. Como nos recomiendan a nosotros a otros usuarios. Sin pudor alguno. Sin filtros que discriminen los resultados que pudieran atentar contra sus propios códigos de conducta. Lo mismo de antes es válido para el caso de la anorexia y la bulimia.

Y mientras tanto las cosas empeoran con el tiempo. No estamos más cerca de acabar con esas lacras, sino más bien más lejos. Se habla menos de ello, se silencia, se ridiculiza. Los blogs que otrora se sorprendieron por la buena acogida que les brindaba la sociedad cibernauta a sus denuncias alrededor de estos temas, sufren hoy el escatológico ninguneo de quienes irresponsablemente se desentienden de todo ello, al tiempo que justifican su distanciamiento en tristes escusas de mal pagador que no sirven más que para poner un enorme interrogante en la cara de quienes nos sorprendemos al leer semejantes barbaridades.

En estos momentos está pasando una manifestación anti-taurina por debajo de mi casa. Gritan, chillan, silban y se desviven por animales de cuatro patas que nunca les podrán dar las gracias aunque de su mano haya salido la fuerza para salvarles de una muerte indigna y tormentosa. Sin embargo a ninguno de ellos, a ninguno de esos que veo pasar bajo mi ventana, los veo capaces de mandar una denuncia a la policía en caso de encontrarse con una foto de una niña en pelotas.

No critico su protesta, pero no los veo tan concienciados con sus congéneres como lo están con los astados. Sencillamente tienen el punto de mira cambiado. Tan cambiado como cualquiera de los que por aquí habitamos. Tan errado que creen que por hacer lo que hacen son mejores personas que los animales que matan otros animales. Tan ingenuos que olvidan de donde y cómo llegaron a parar las pechugas de pollo al mostrador del supermercado. Tan inconscientes que ni siquiera se preguntan por cómo vivió y murió aquella miserable gallina que se prestan a cocinar en su casa.

Tanto mal en este mundo y tan pocas personas empecinadas en combatirlo. Tan pocas personas concienciadas y tanta gentuza con la que combatir a diario para no dejar que semejante lacra caiga en el olvido. Hay ejemplos clarísimos de lo que digo. Uno es claro y contundente; Julia Otero lleva semanas denunciando lo del toro de Vega. Ni una sola vez la he oído hablar de pederastia salvo cuando en ésta aparecían curas.

Si estas personas, opinadores profesionales y buques insignia de la opinión públicas, actúan de forma tan negligente, ¿cómo podemos esperar que sus acólitos lo hagan de otra forma? Al final la única forma que hay para que uno se conciencie y despierte del aborregamiento que sufre, es la más triste y denigrante que existe; que aparezca un familiar con uno de estos problemas.

Entonces y sólo entonces parece que la gente se da cuenta del ingente problema que todos tenemos encima…

Anuncios

>Una gran lección de Moon

>

Siempre que hemos hablado de bulimia y anorexia en este blog hemos intentado convencer a quienes estaban afectados por esta enfermedad de que debían olvidarse de sus nefastas ideas nutricionistas y ponerse a comer como todo el mundo hace en su día a día.

Hace unos días Moon dijo esto en su blog. Un blog sin posibilidad de dejar comentarios. Un blog que de verdad sirve para lo que muchos predican; el desahogo de su autor.

Ya sabéis que el tema de mi coco es para mi muy costoso y complicado por lo que no dejo posibilidad de comentar. Se que me acabarías intentando dar consejos, por ayudarme, y os lo agradezco pero, a parte de que, los únicos que voy a seguir son los de mi psicóloga y los de mi nutricionista, me da rabia que intentéis ayudarme y yo no poder hacer lo que me aconsejáis. No se como explicarlo

Y es que hay veces en las que simplemente hay que dejar que los segundos corran y que nuestras buenas intenciones dejen de impedir el sanamiento natural de las mentes enfermas y colapsadas como la suya. Sin duda alguna, una gran lección de Moon para todos nosotros.

Hoy es buen día para hablar de Pederastia

Muchas veces se ha hablado en este blog de Pederastia y lo que supone eso para los niños que la padecen a diario, pero nunca he escrito un post con un enfoque tal y como lo voy a hacer hoy. Desde siempre habréis visto que en este blog me he sumado a cuantas iniciativas relacionadas con la lucha contra los errores del sistema que tiene Live Spaces se han realizado. Nos habremos escandalizado con lo sucedido en tal o cual caso en particular y partido el alma en denunciar casos y casos en Live Spaces, mientras que los perfiles se han ido manteniendo abiertos día tras días sin que nada les haya pasado ni a ellos ni a sus propietarios.

Pero hoy no toca hablar de eso, hoy la cosa irá de agradecimientos.

Porque el amigo Senovilla ha pensado, muy acertadamente, que lo que ha ocurrido con Marcelino desde hace ya tiempo es algo de lo que en realidad somos culpables todos. A veces no es suficiente con pegar un manifiesto en tu blog para sumarte a una idea o pretensión para mejorar algo. A veces lo que esa idea te pide son puntos de vista diferentes desde multitud de orígenes diversos. Mil posts con mil formas diferentes de decir lo mismo y abarcando mil supuestos diferentes con la misma finalidad, es infinitamente mejor que mil posts idénticos centrados solo en el ideal de un bloguer y clonados hasta la saciedad sin que les sean añadidos ni una mísera coma.

Tipos como Marcelino, que día a día pierden su tiempo en denunciar cosas contra las que naturalmente todos estamos en contra, son los que nos recuerden un día sí y otro también, cuan olvidadizos somos en según qué asuntos los mortales que nos congregamos alrededor de la blogosfera.

Acabamos convirtiéndonos en meros convidados de piedra cuando leemos a través de Twitter que en @desdelamoncloa le han bloqueado porque se hace demasiado insistente en lo que a Live Spaces se refiere. Cuando le cierran su cuenta de Live Spaces y pocos alzan la voz para protestar por ello aunque él si lo haya hecho en otras ocasiones para defender a otros. Acabando por convertirnos en simples comparsas del transcurrir de los hechos.

Bloguers que miran, pero no observan el devenir de las cosas que le van sucediendo a bloguers como Joan Montané o Luna, y que ven la sucesión de hechos de su lucha como quien ve llover en una tarde de invierno. En este caso Luna deja un claro ejemplo en su último post:

El libro “Lolita” de Vladimir Nabokov, eterno debate donde los haya, yo siempre he pensado, y se que lo corroboran mas personas, que hace apología de la pederastia. Clara y contundentemente. Por supuesto, al otro lado esta quien te dirá:
– ¡¡¡Pero que dices, si esto es literatura, no tiene nada que ver con la pederastia, por favor!!!

Y tu, te quedas allí, como una gilipollas sin saber que decir, porque encima parece que la loca pervertida seas tu por ver ese contexto en el libro! ¡Encima!

¿Saben ustedes quien es Luna?

No piensen en Luna tan solo como una bloguer porque se equivocarán ustedes de todas todas. Luna es una mujer que durante toda su vida ha luchado contra viento y marea para sobrevivir. Si les dijera que es de esas personas a las que uno admira sin conocerlas se lo diría todo.

Imaginen una persona que haya pasado por todas las penurias posibles, tanto las autoimpuestas como las ejecutadas por otros sobre ellas y verán ustedes a esta mujer. Imaginen a una persona que una vez fue sodomizada en la niñez por un degenerado. Imaginen ahora a esa misma mujer autolesionándose con la Bulimia y la Anorexia. Véanla ahora ustedes escribiendo su blog.

Nosotros los bloguers a veces nos cegamos con un simple reflejo de algo que podría ser extraordinario, y sin embargo dejamos pasar de largo grandes diamantes porque aún no están pulidos.

Perdemos la cabeza en suscribirnos a blogs que tienen muchos lectores y obviamos el echo de que muchas veces éstos son solo meros reflejos de otros que también tienen muchos seguidores y que no aportan en realidad nada nuevo a la sociedad en la que subsisten. Vemos pasar las atrocidades a nuestro alrededor y no somos capaces de reconocerlas porque sencillamente estamos deslumbrados por un iPad, un móvil o un gadget cualquiera, que en nada nos ayudarán a mejorar de verdad la sociedad en la que vivimos.

Claro que eso es lo normal. Es mejor hacer como que no se ven este tipo de problemas, ya que pensamos que así finalmente estos desaparecerán. Como el avestruz, que esconde la cabeza en un simple agujero pensando que así, sin ver el peligro que la acecha a pocos metros, éste desaparecerá porque tampoco la verá.

La idiotez que a muchos nos embarga en esta blogosfera, nos obliga a hacer famosos blogs que nada nuevo aportan al mundo, salvo cuatro contados posts que son realmente buenos, y por contra dejamos en el más absoluto de los ostracismos a otros que cuentan la cruenta realidad que han vivido y con la que pretenden dar testimonio gráfico de que aquello sin duda sucedió de verdad y no fue solo una pesadilla de la niñez.

Blogs enteros que no tienen desperdicio alguno y que son pasados por encima por otros más triviales tan solo porque la moda los hace mejores. Ese es nuestro error, el de todos, no el de Marcelino, Joan o Luna. Y esta nuestra condena, la trivialidad, el pasotismo y la creencia de que solo lo que aparece publicado en nuestro blog es lo importante.

Miren, la blogocosa es un lugar bastante dado a agradecer las apariencias.

Si usted se planta con su blog y dice que no sabe qué es exactamente eso del ‘formato HTML’ nadie le dirá nada, pasarán de usted como de la meada de un perro en al calle. Diga ahora usted el primero que el HTML6 ya ha visto la luz y verá cómo esos mismos que antes pasaron de usted se agolparán sobre su blog esperando para ver qué tal es eso.

Cuenten ustedes en su blog las penurias por las que pasaron en la niñez, hagan de él un lugar de reflexión y enseñanza para poder ayudar a otros a sobrellevar esos casos y nadie les mirará a la cara. Que haga una mención sobre una cosa de estas un tipo pegando un manifiesto y verán que la repercusión que genera sobrepasa las expectativas que pudieran tener.

Por eso digo aquello de que a veces un simple reflejo nos ciega, mientras que no somos capaces de ver un enorme faro que nos espera en uno de esos puertos que son algunos blogs.

Es lo que hay, pero eso no impide que sea triste, muy triste.

De ser Ana y Mía a ser feliz…

…hay solo un paso, quererse a una misma.

Un testimonio en primera persona de alguien que sí lo ha vivido, sufrido, enfrentado y superado, contado para bien de todos los que lo lean en el blog de Pandeblog. Miss Wayne es nuestra heroína de hoy, y este el comienzo de su increíble lucha por superar esta fatídica enfermedad.

Hace dos años empecé está historia. Llegué a extremos, de pesar 40 kilos y no verlo. De no querer escuchar a nadie, de no hablar con nadie para que no me dijeran nada. De encerrarme en mi cuarto un día tras otro. Siempre metida en paginas pro Ana. Páginas de dieta. Mi vida se había reducido a la única preocupación de perder peso. La semana que no perdía algo, era una semana que no había valido la pena.

Las iniciativas siempre nacieron de una sola cabecita

¿Saben qué representa lo que ha ocurrido en este vídeo? Bueno, es bastante sencillo y resume perfectamente aquello por lo que este humilde blog ha luchado, lucha y luchará siempre, la concienciación social de la blogosfera en su conjunto.

Al igual que en multitud de ocasiones, las grandes revoluciones, los mejores deseos, e incluso los mejores trabajos colectivos en post de una vida mejor para millones de personas, han comenzado con una idea en la cabecita de una persona, a veces anónima otras un tanto conocida, que un día decidieron que sería bonito que la gente se uniera alrededor de su idea o deseo.

Las grandes batallas que ha librado últimamente la blogosfera, como por ejemplo la de la lucha contra las webs pro-ana y pro.mía, la de la lucha contra la pornografía infantil, también la de la lucha para la concienciación de lo que son las redes sociales y su peligro si éstas se utilizan de forma negligente, o incluso la última que se ha hecho patente, la del post en blanco de ayer en contra de ETA, en la que también participamos, siempre partieron de la cabecita de una sola persona.

He leído multitud de comentarios diciendo que estas cosas no servían para nada.

Que un post en blanco era una forma nefasta de protestar. Incluso he leído, y eso me duele mucho por el error que conlleva esa afirmación, que hablar del propio ETA es malo y que a ETA no habría que nombrarla. Ni siquiera mencionar sus atentados. Yo, cuando escucho esa afirmación, recuerdo los entierros de los guardias civiles en la clandestinidad, escondidos en sus cuarteles, solos con sus familiares y sin el apoyo de los políticos que representan el estado de derecho en el que todos vivimos…

Sí amigos, estas cosas sirven para algo.

No son campañas destinadas a que las cosas cambien directamente. Son iniciativas que buscan la concienciación de todos nosotros sobre los temas que se abren a debate con ellas.

No se busca directamente la eliminación de la pornografía, sino que la gente sepa que existe de verdad y que no es un mito. Que sepamos, que al igual que nosotros visitamos los perfiles de nuestros amigos, otros depravados buscan en los perfiles de niños y niñas. Se busca que nos demos cuenta de que los degenerados no utilizan herramientas diferentes a las nuestras, y que por tanto, navegan junto a nosotros para satisfacer sus asquerosos deseos sexuales.

Tampoco se busca la eliminación de las webs pro-ana y mía, sino que nos concienciemos, y se conciencien ellos también, de que plataformas como Blogger, facebook, y demás Redes Sociales, deben luchar contra esta forma horrenda y miserable de publicaciones, que atraen hacia sí a personas bajas en autoestima, y que se suman a las enloquecidas carreras de kilos que los administradores de esas webs proponen.

Estas iniciativas, que os acabo de relatar y a las que servidor se ha sumado gustoso, no han pretendido cambiar el mundo.

Tampoco sus creadores pensaron ser el centro del universo. Solo plasmaron una idea y se la presentaron a sus lectores. El vídeo del principio, como demuestra en las imágenes, es un fiel reflejo del efecto que han tenido todas estas iniciativas blogueras.

Al principio solo fue una voz cantando al mundo, después el mundo comenzó a cantar junto a esa voz.