El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Archivos en la Categoría: Inscripciones

El guerrero, la historia de Pedro

Os dejo la historia que Pedro presenta para el CETHIV. Ha decidido no publicarla en su blog, por lo que nos la ofrece a través de este, que por supuesto es el blog de todos vosotros.

El guerrero

El guerrero levantó la mirada hacia el horizonte mientras caminaba. Siempre hacia el horizonte; esa fue la concisa respuesta del monje cuando le preguntó hacia dónde debía dirigir sus pasos: “Siempre hacia el horizonte”. “Hasta cuándo”, quiso saber el guerrero, “hasta que tu corazón te señale el final”, fue de nuevo la enigmática respuesta del monje. “¡Ese maldito hechicero del demonio y sus misteriosas respuestas!”, pensaba el guerrero al tiempo que se encaminaba hacia el infinito.

Los rayos de sol se le clavaban en la frente como agujas ardientes, sus pies se volvían por momentos más y más pesados, el calor era sofocante y la sed le consumía el aliento hasta secarle incluso el sudor. Desde el principio supo que no sería una buena idea adentrarse en ese basto desierto tan sólo con un pellejo de agua y unas cuantas almendras. “Son un alimento muy energético”, le espetó el monje ante sus protestas, “sí, pero por algo le llamarán fruto seco”, quiso contestarle el guerrero… pero calló y obedeció. Sabía que era lo mejor; o, mejor dicho, sabía que era lo único que podía hacer. Así que allí se encontraba, en medio de la nada, sin apenas agua, con un enorme sol sobre su cabeza y rumbo hacia lo desconocido a la espera de una incomprensible señal que le indicase el final de su camino.

Recordó que en alguna ocasión había oído hablar a un viejo brujo sobre la posibilidad de convertir la orina en agua potable en caso de necesidad, e incluso le explicó cómo hacerlo. Pero de eso hacía mucho, y el guerrero desconfiaba de que fuera posible, además, tal y como le ardía todo el cuerpo, tenía la impresión de orinar directamente amoniaco, así que desechó la idea casi de inmediato. Tendría que conformarse con la confianza que había mostrado siempre el monje hacia sus posibilidades; hasta el momento nunca le había defraudado… claro que aún estaba a tiempo, se decía el guerrero mientras continuaba con sus maldiciones.

En su lento y pesado caminar tuvo tiempo de sobra para reflexionar sobre la última conversación que mantuvo con el monje, antes de partir hacia su insólito destino. “¿Cómo debo comportarme ante los demás, cuál debe ser mi actitud?” le preguntó con curiosidad; “la caridad debe ser tu única guía para con tus semejantes”, fue su lacónica respuesta. Pero cómo podría mostrarse caritativo con los demás el pordiosero en que se había convertido; precisamente era él el que parecía necesitar urgentemente de la compasión ajena.

Pero todas estas dudas y otras muchas que le surgirían durante el arduo aprendizaje que aún le restaba, les serían resueltas más adelante, en el momento en el que consiguiese por fin la impecabilidad más pura y le fuese revelado con total lucidez el gran misterio que gobierna todas las conciencias de este Universo. Hasta entonces, tendría que conformarse con el sacrificio y la confianza, algo fundamental para un buen discípulo que sólo desea convertirse en un guerrero auténtico.

Inscripción para el CETH IV

El periodo de inscripción ha finalizado.

Puedes pasar a las votaciones siguiendo este enlace.


Esta edición va a ser muy especial
, ya que además del tipico enlace y entrevista, habrá un premio de esos que hacen historia. Opaito (il padrone, como lo llama el cabreado), hará entrega de un cuadro pintado por él al ganador del concurso. No tenemos aún un esbozo del cuadro que ofrecerá, pero lo que es seguro es que será bonito y estará pintado con el corazón.

Desde este momento comienzan las inscripciones para el CETH IV.

Para que no os perdáis nada de lo escrito acerca de esta edición del concurso, os recomiendo que leáis la entrada anterior, en la que os doy a conocer algunos cambios que aún estar por ser aprovados por un servidor.

La condición del relato:

  • Deberás escribir una historia en tu blog que tenga lugar en un día soleado. No hay palabras clave ni nada que se le parezca. Solo deberá quedar claro mediante el contexto del relato que la historia ocurre en un día soleado.

Estás son las normas para participar en el CETHIV:

  • Publica tu historia en tu blog y publica un comentario en esta entrada diciendo que deseas participar en el CETH.
  • Si no tienes blog me podrás enviar tu historia al correo electrónico y yo la pondré en el blog a tu nombre.
  • Solo podrán participar aquellos que anuncien su participación mediante un comentario en esta entrada. Si el comentario se encuentra en cualquier otra entrada no será válido y por tanto no podrá participar.
  • Dudas quejas y denuncias. Cualquier reclamación deberá pasar por mi correo (en la pestaña de Contacto con Autor). Cualquier enfrentamiento entre dos concursantes por cualquiera que sea el motivo, dará con las posaderas del que comenzara fuera del concurso. Para algo hay un correo en el blog, para solucionar problemas entre participantes, denuncias, acusaciones o quejas. Si en algún momento del concurso llego a atisvar la mínima acusación de un bloguer sobre otro tanto aquí como en cualquiera de las historias que participen, que provoque la desconfianza de los demás sobre el segundo, actuaré de inmediato eliminando al primero ipsofacto del concurso.
  • No es necesario enlazar este blog para participar. Este tipo de iniciativas no están echas para ganar enlaces entrantes. Solo lo hacemos para conocer nuevos blogs, por lo tanto si un blog no enlaza el concurso, pero por el contrario decide hacer una historia y presentarla, solo deberá dejar un comentario en esta entrada y automáticamente pasará a formar parte de los participantes.

Y aquí están todos aquellos que ya han dejado su relato:

  1. Iván con Temblores del corazón.
  2. Vida con Sueños.
  3. Fred con Grandes, los hijos del destino.
  4. Tatiana con La Rosa y la Espada.
  5. Cristian con El Mendigo.
  6. Mar con María.
  7. Eli con El vasito de Cristal.
  8. Mari con Sucedió una tarde de Verano.
  9. Gero con De como la bella se salvó de la bestia.
  10. Manolo con El hundimiento del Tetanic.
  11. Calenda con Esa mañana el Sol les pertenecía.
  12. Gusmar Sosa con Tardes soleadas en Cabimas.
  13. El Rey del regaliz con 13524.
  14. El Cabreado Enmascarado con La rebelión de María.
  15. El marido de la portera con El hombre cumplidor.
  16. Brenn con Fragmentos de vida.
  17. Pedro con El guerrero.
  18. Amig@mi@ con La manta no es nuestro sueño.
  19. Daniela con Agua y viento, sombra y sol.
  20. Rampy con Sobre Rampy y los espejos retrovisores.
  21. Kyle xy con Retazos.
  22. Francisco J. Moreno con Color.
  23. Senovilla con 21 gramos de experimento.
  24. Tatiana con Una historia con algo secreto. (su segundo relato).
  25. Cabalayka con CSI Cacahuete.
  26. Charovomut con Sudando espero.
  27. Yandros con Pasado palpable.
  28. Aquí va tu relato.
  29. Aquí va tu relato.
  30. Aquí va tu relato.
  31. Aquí va tu relato.
  32. Aquí va tu relato.

Historias que participan fuera de concurso:

Y estas son las fechas para inscribirse en el CETHIV:

  • 2 de Diciembre de 2008. Comienza la inscripción de relatos en el CETH.
  • 14 de Marzo de 2009. Finaliza el plazo de inscripción de relatos.
  • 15 de Marzo de 2009. Comienzan las votaciones.
  • 18 de Abril de 2009. Finalizan las votaciones.
  • 19 de Abril de 2009. Se dará a conocer al ganador.

Los plazos son tan largos porque hay que dar tiempo a que Opaito pinte el cuadro. Y ya sabéis todos, y si no os lo digo yo, que el arte no quiere prisas. Así que tiempo al tiempo y paciencia para los nerviosos.

A parte de todas estas cosas, en los próximos días iremos aclarando un poco qué será eso de los blogs parotinadores y demás elementos, que creo que harán el concurso mucho más flexible y dinámico de lo que lo estaba siendo.

Espero vuestros relatos como agua de Mayo amigos…jejeje

Actualización: Este es el cuadro para el ganador. Aún no está acabado del todo pero ya se le vislumbra esa aureola de obra de arte que tiene. Gracias Opaíto jejejeje