El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Archivos en la Categoría: arte

Bankia, pulmones y brankias

Ayer me gustó mucho el corto ‘hablando en plata’, surrealista por otra parte, que protagonizan Ana Teja, Lola Peregrina, Milagros Arenas y Carmen Cordero que tan a las claras pone lo que el resto de las personas humanas parecemos cuando hablamos de la economía actual. Hoy, que me he despertado marchoso, lo he vuelto a ver para reírme un rato y al ver los relacionados me he encontrado con éste.

Al baile están Paca La Monea, La Niña Ninja, Donna y Chari Lee y al cante Pincho de Leche. Son parte de Flo6X8.

Corto Hablando en plata

Hay pocas cosas que últimamente lo hagan sonreírse a servidor. Pocas que pongan tan de manifiesto lo ridículos que podemos parecer cuando nos ponemos a debatir sobre la prima de riesgo, los convertibles, o el valor bursátil del oro. Escasos momentos de iluminación en los que ciudadanos a los que quizá no conozcamos ponen ante nuestras narices la ridiculez de nuestras obsesiones. En la carrera por convertirnos en gurús de la economía mundial, olvidamos que a ojos de los que sí entienden no somos más que discursos vacíos encerrados en cuerpos que no les corresponden. A veces queda patente, y esta es una de esas ocasiones, que los discursos además de certeros deben ser dados por ciudadanos que los doten de la seriedad que merecen. Y este corto de hoy, por supuesto, da fe de ello. Que lo disfruten.

De Producciones Varadas. Finalista del X edición del Certamen Notodefilmest.com

Warwick avenue live

Hoy os dejo esta canción, de mis favoritas de Duffy por encima incluso de la mítica ‘mercy’, y me voy en compañía de mi amada. La dejo, la canción, como fondo musical mientras me acurruco, al lado de mi mujer, dispuesto a ver lo que quiera Dios que sea lo que pongan en la caja tonta, con tal de que sea juntitos y abrazados. Es lo que tiene estar en estado, ¡que no se soportan las sillas de ordenador!

Un beso en la mejilla para ellas y un abrazo para ellos.

Recomenzar

Después de una larga meditación introspectiva, uno no es capaz de huir de la imperiosa necesidad de preguntarse a sí mismo sobre la capacidad, extraordinaria capacidad diría yo, que tienen algunos compañeros de viaje dospuntocerista para abstraerse de las modas cibernautas y limitar sus blogs a los temas que una vez decidieron naturales para ellos.

Servidor, con todo el tiempo que lleva escribiendo por estos lares, ha sido incapaz de evitar la tentación, nefasta tentación, de hablar de política como si la vida me fuera en ello. He convertido, como dije el otro día, el blog en un panfleto y lo que es peor, mi Google Reader en un espejo del mismo. La retroalimentación que ambos dos realizan para elaboración de contenidos ha convertido a un servidor de ustedes en un simple pelele abocado a escribir sobre temas, que en la mejor de las ocasiones, sólo conoce de pasada.

Pero ya está bien de autocomplacencia y falsa humildad. Para ser sincero conmigo mismo y con quienes me leen, lo que tiene que hacer un servidor es formularse la pregunta correcta en los términos adecuados. ¿Cómo recomenzar el blog sin parecer un bloguer impostado?

Supongo que la respuesta será sencilla, pero quien aquí escribe, como dije al principio, no es de los que son capaces de abstraerse de aquello que les rodea sin caer en sus pecaminosas trampas. Uno, puede que mortalmente, ha sido invadido por la política y lleva la opinión en vena para el resto de sus días, así que el simple final de un estilo de blog no es el camino correcto, o al menos el sencillo para este bloguer.

Tal vez, la solución esté en la capacidad de uno para hacer las cosas de forma diferente.. Y creo que ese, precisamente ese, es el camino elegido por servidor para deleitarse de nuevo con el placer del blogging. ¿Se imaginan una canción dance A Capella y que encima suene bien?

Pues si eso ha sido posible, también lo será que yo convierta este antro en un lugar más ameno…¿verdad?

El frío y la cara de Fary

He pasado esta semana uno de los fríos más intensos que recuerdo. Y mientras caminaba de almacén en almacén para dejar la carga del camión, caí en la cuenta de que a servidor se le estaba quedando la cara como si hubiese mordido un limón, o sea, con cara de Fary. Y desde entonces no se me va del pensamiento este gran cantante. Y por eso hoy, en un acto que hace ya mucho tiempo que no prodigo por estos lares, he decidido dedicarle un post al Dios de la música desenfadada.

Ya se que este no es un post normal para el blog, ¿pero quien puede asomarse hoy a la ventana y decir que algo es normal?