El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Archivos diarios: 05/03/2013

Entre #BANKIA #INDITEX la concejal de #IU y #Gallardón

Hay veces en las que hablar de la actualidad lo deja a uno vacío. Más cuando nos enfrentamos a noticias como la de que BANKIA vale más que INDITEX. Son noticias que a cualquiera con dos dedos de frente dejan pasmado y sin argumentos. Se le hace a uno cuesta arriba el comprender cómo el fiasco financiero más grande de toda la historia de nuestro país, puede llegar a estar mejor valorado que la empresa que hace millonario a su creador con pingües dividendos anuales, 813 Mill este año. Las cosas de la bolsa que diría cualquier bróker, del capitalismo salvaje que diría el más osado de los comunistas…

Es curioso que hable ahora de comunistas. Ya sabrán, o al menos les sonará, que los cargos electos de IU suelen ceder parte de su sueldo al partido para ayudarlo a financiarse. Algo así nos vendió el otro día Cayo Lara. El caso es que esa declaración quedaría enmarcada en el retrato de un partido modélico si no fuera porque dentro de sus propias filas existe también el mangoneo en forma de concejalas que cobran dietas por reunirse consigo mismas. Una piedra ésta más en el camino de la redención de los partidos políticos.

Redención. La veo, les confieso, lejana e incluso imposible a tenor de las últimas encuestas. En el país de la corrupción no existe el honrado, sino sencillamente el que lo parece a secas. La vocación, el interés general o el ánimo por forjar una sociedad más justa, brillan por su ausencia frente a la profesionalización, el clientelismo y la más baja de las pasiones humanas; la envidia.

Tal vez a esta semana la salve que el Domingo es el día de la madre. La que los parió a todos. Esa a la que seguramente si hoy le preguntaran por en qué se han convertido aquellos niños, respondiera sin vacilar que hubiese preferido abortar a saberse la responsable de haber traído la ruina al resto de los millones de españoles que sufrimos a su prole. Gallardón lo hubiese tenido mal para doblegar su voluntad de abortar. Nunca me gustó Gallardón, pero es que cada día que pasa no hago más que reafirmarme en la aversión que le profeso.

Será que me hago viejo…