El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

En aquellos días

Recuerdo hoy aquellos días en que servidor tenía decidido su particular revolución personal en forma de voto. Cuando mi decidida voluntad de cambio me hizo buscar otras urnas para depositarlo. Aquellos días, sí, cuando Mariano clamaba al cielo y acusaba a Jose Luís de ser él la prima de riesgo.

Hasta recuerdo los chistes que se hacían con la jodida y la vergonzosa fama que la precedía. Días aquellos, en que como siempre, mi decidida voluntad pasó a quedar encandilada por los de siempre. En los que sucumbió a los cantos de sirena del raciocinio encorsetado, para caer estrepitosamente en donde al final se ha demostrado ser no más que otro montón de basura infecta.

En aquellos días la prima de riesgo era muchas cosas; una prima chunga que tenía un tal Riesgo, una mujer de dudosa moral a la que se otorgaba parentesco, algo externo que les servía a los partidos para pelearse de cara a la galería, o en palabras de Jose Luís aquel día que se sentó junto a los banqueros del país, un marcapasos que sincronizaba el latir de su corazón. 300. Ese era el valor de la prima de riesgo por aquellos días. Y creíamos que al llegar a 350 nos daría un jamacuco con el que nos iríamos pal otro barrio tan pobres o más que cuando decididos ponernos a especular con las inmobiliarias.

Pero esos días son muy anteriores. Días en que cualquiera era el listo de la clase y se compraba pisos puente, que pasaba a vender por unos cuantos millones más, hasta conseguir la casa de sus sueños por un valor hipotecario aceptable para una economía familiar que tenía los dos sueldos como algo normal y perfectamente sostenible en el tiempo. Lo malo es que en aquellos lejanos días muchos no pensaban, o no alcanzaban a imaginar, que tal vez tuvieran que hacer frente a aquel contrato con un solo sueldo, o en el peor de los casos como ahora han comprobado unos cinco millones y medio de Españolitos de a pié, con ninguno.

Aún recuerdo aquellos lejanos días en los que la prima de riesgo aún no había nacido. En que los pisos no bajaban nunca de precio, sino que subían sin descanso y sin techo. Que el crédito hipotecario a un interés variable era la opción acertada porque todos los años bajaba. Y en los que ninguno de nosotros, ni los bancarios, sabían de una en el futuro controvertida clausula que frenaba aquellas bajadas con una condición llamada ‘suelo’. Seguro que saben de qué les hablo, ¿verdad?

En aquellos días en que vivíamos en la champions league bancaria. Días en que mientras el mundo entero recapitalizaba con dinero público sus bancos, nuestros gobernantes se llenaban la boca con delirios que afirmaban que teníamos la banca más solida del mundo. En aquellos días, digo, a ninguno se nos dijo la verdad.

Hoy la dichosa prima está por los 540 puntos. Los Alemanes se financian casi gratis. Y el BCE desestima nuestros sacrificios poniendo en jaque la economía mundial. El gobierno español salido de las urnas ha obedecido sin dudar todas las órdenes de Bruselas y aún así en plena agonía bursátil los mandamases europeos lo han dejado a los pies de los caballos. Nuestros tímpanos vibran al ritmo de los latidos del taquicárdico corazón de Jose Luís, mientras los nuestros propios se disponen ha acelerar hasta el infinito y más allá.

Si la prima de Riesgo se llamaba Zapatero cuando estábamos en 300 puntos, ¿qué nombre debemos ponerle ahora, Don Mariano, cuando está a 540?

La realidad señores es que los culpables de lo que nos pasa somos nosotros mismos. Yo en particular acepto mi parte porque pese a haber tenido decidido mi voto, me dejé encandilar por los cantos de sirena de Don Mariano y opté por él convencido de que sabía lo que se necesitaba para salir de ésta. Incluso, como me dijo un amigo no hace mucho tiempo, creí que sabía de qué lado estaba, sin saber que estaba en el contrario.

Hoy tan sólo nos queda llorar los errores y lograr sobrevivir a esta crisis lo mejor posible. Luchar, sí, por combatirla, pero sabiendo que también nosotros somos un poco responsables de ella. Pero la tarea que no debemos dejar de lado es personal. No podemos permitirnos olvidar que la mayoría de los problemas que hoy padecemos tienen un único origen; los políticos que nos representan sin distinción. Si cuando acabe la crisis, con euro o sin él, nos acordamos de esta lección que nos ha proporcionado la vida, podremos cederles a nuestros hijos un mundo verdaderamente mejor del que de momento vamos a dejarles.

540 y aún no nos hemos muerto…

Anuncios

8 Respuestas a “En aquellos días

  1. SOLO DE INTERES 06/02/2012 en 7:45

    Pienso que estas crisis, son cíclicas, porque tenemos la facilidad de olvidarnos de ellas, como bien dices, de alguna forma somo un tanto responsables de ellas, esta no es la primera (desde la de los tulipanes) ni será la última, cuando vienen esos años de bonanza ficticia, que preceden a la crisis, en los que dejamos de medir y administrar el riesgo, y pasamos a la especulación, aún hoy en día, nadie puede precisar de que tamaño es hoyo en la economía. Un abrazo

  2. Marita 06/02/2012 en 9:07

    Y seguimos resistiendo…pero no sé por cuanto tiempo…creo que muy poco , para que digan desde Bruselas…vale, vamos a rescatarlos porque parece que no pueden solos…y Mariano and company dirán con cara de preocupación si….pero me pregunto…¿cuánto tendremos que pagar por el rescate?…porque si de algo estoy segura, es que seremos rescatados…y está bien que entones el mea culpa…yo también lo entono…aunque no lo he votado porque sabía de que pie cojeaba Mariano y toda su comandita…y estoy de acuerdo contigo…todos somos culpables…los de enfrente a Mariano también…ellos tampoco se libran…y nosotros más…porque elegimos a unos y a otros….besoooss y esperemos que la cosa no llegue a 600.

  3. Antonio E. Zafra 06/02/2012 en 16:51

    cierto, solemos olvidar que hubo otras crisis y que siempre en su momento fueron tildadas de dramáticas. Haremos muy bien si alcanzamos a recordar que la próxima no fue la primera…

  4. Antonio E. Zafra 06/02/2012 en 16:52

    tampoco yo se hasta cuando resistiremos. Las empresas cierran sus puertas en oleadas y los polígonos cada vez parecen más desiertos que centros neurálgicos de la economía. No se hasta cuando aguantaremos, pero sí se que las cosas no pueden volver al mismo punto de partida de siempre.

  5. Maria G. Zafra 06/02/2012 en 17:16

    Aguantaremos como podamos aguantar, porque esto ni puede ni va a durar para siempre. Algunos saben lo que hay que hacer, otros no, pero la pregunta es ¿Sabe don Mariano lo que hay que hacer? ¿Sabe el gobierno cómo vamos a salir de esta? Eso me pregunto yo..y mi respuesta es que no. Sabían como salir de la crisis, eso decían en la oposición y eso decían en la campaña. Pero no lo saben. O si lo saben lo disimulan muy bien. Porque les da igual, les damos igual. O eso me parece a mi.

  6. Antonio E. Zafra 06/02/2012 en 17:32

    No creo que nadie sepa qué hay que hacer en realidad. Piensa que Mariano sí creía saber cómo; obedeciendo a bruselas en todo. Pero la realidad se le ha tornado tozuda y sus jefes, los de Bruselas, traicioneros. Fueron ellos quienes nos empujaron a los recortes y son ellos ahora los que dicen que se hicieron mal los mismos cuando hasta ayer los aplaudían con las orejas…no lo olvidemos.

  7. SOLO DE INTERES 06/03/2012 en 10:55

    La dimensión, no creo que nadie la conozca, se anuncio desde noviembre 2007, se confirmo enero 2008, y todos seguíamos leyendo los números catastróficos, y "apostando" no habían análisis de riesgo, en futuros y opciones, tomando supuestas ganancias, de prestamos, sobrevaluados, bonos sin respaldo,"dinero fantasía", cuando se caen gigantes en USA, no se puede seguir diciendo acá no pasa nada, sobre todo cuando la mayoria de los gobiernos invierten en Bonos del Tesoro de USA, ya que la FED, ofrece cierta seguridad por sus regulaciones, y más después del 11 sep. que nace la Ley Patriota. Quien tiene hipotecas sanasm cuanto dinero hay real, cuanto hay comprometido,… busquemos commodities, claro el petroleo, lo más volátil, con una crisis, la época de mas demanda (vacaciones de medio año) intereses surtidos para que rompa el techo, (no lo ha vuelto a bajar de los $70) Subió tan sin sentido, se sabia, dos reuniones, mientras seguia empujando ala quiebra de la economía, y gigantes como General Motors, zas al suelo, los que medio salvaron fueron comprados por firmas Europeas,(supuestamente libres)adicional casos de estafas que hacen temblar a ciertos bancos y bastante, … más otros cuantos factores…insisto sigue sin conocerse el tamaño del problema, si aun no se cuánto es mi déficit, no se cuántohay que presupuestar y como lo lo voy hacer, es como jugar pongale la cola cola al burro, en una de esas le pego, pero en muchas no.Un fuerte abrazo

  8. Antonio E. Zafra 06/03/2012 en 11:07

    Ciertamente en el post no hago referencia alguna a la crisis global y puede que esa sea una falla del mismo, pero míralo por el lado que yo expongo; si no nos aclaramos con nuestros propios bancos y problemas financieros, cómo será plantear los problemas en un ámbito global en el que nuestras vicisitudes pasan a convertirse en niñerías de adolescentes.Países con una capacidad más que demostrada para hacerse con el control de la economía mundial como lo son EEUU, Gran Bretaña, Francia, Alemania y en estos últimos años China, se han visto desbordados por la economía especulativa que los sustentaba. Recuerda que china por crecer a 8% en lugar de al 10% se ha sumido en su particular crisis…Nuestros problemas económicos se pueden solucionar desde el exterior. Los que nosotros debemos abordar son otros; representación política, configuración del estado, reformas legales para combatir la impunidad de los delitos de cuello blanco, etc.Supongo que será bueno que nos rescaten. Así al menos conseguiremos que nadie vuelva en su sano juicio a votar a los enjendros que hoy nos gobiernan…y a los que ahora sonríen desde la oposición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s