El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

>Qué pasa si voto en blanco, nulo o sencillamente me abstengo de votar

>

Esa es una pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez en la vida y que normalmente los más jóvenes, los neófitos en esto de las elecciones, se sienten obligados a hacerse ante la penosa imagen que nuestros políticos les ofrecen a sus inexpertos ojos. Es, como diría aquel, el paso previo para comprender que la ley electoral de nuestro país, la que se hizo en la transición y que pretendía afianzar a los partidos políticos mayoritarios evitando que el congreso se atomizara en exceso y ofreciendo a las fuerzas periférico-nacionalistas un “ancha es Castilla” en la que encontrar el nicho de votos necesarios con el que encontrarse perpetuamente representados, ya no es válida para la sociedad actual.

Cualquiera de las tres modalidades de voto que dan título a este post es nefasta para la protesta que has decidido materializar el día de las elecciones. Tan sencillo como eso. Si decides abstenerte, no ir a votar, sencillamente estarás perdiendo uno de los derechos fundamentales que la Constitución te otorga. Pongamos un ejemplo claro que creo evidenciara para ustedes, votantes indecisos, cual sería el peso de su voto en los resultados si su decisión fuese no ir a las urnas el día de las elecciones.

El día en que se aprobó la Constitución Europea. ¿Lo recuerdan? En esas elecciones se produjo una tragedia en el sistema electoral de este país. Y no porque se aprobara la constitución, que también, sino porque el 57’68% de los votantes censados (19.359.017 ciudadanos) decidió no ir a votar ese día. Casi dos terceras partes de la ciudadanía decidió que no votaba una constitución.

Votos en las elecciones a la Constitución Europea y la incidencia de la abstención y los votos en blanco.

Abstención 57’68% 19.359.017 de 33.563.680 censados
Votos válidos 42’32% 14.204.663 de 33.563.680 censados
76’73% del 42’32% 10.804.464 de 33.563.680 censados
No 17’24% del 42’32% 2.428.409 de 33.563.680 censados
Votos en Blanco 6’03%% del 42’32% 849.093 de 33.563.680 censados

Eso dejó el camino libre para que quienes ejercieron su derecho de forma válida, el restante 42’32%, se hicieran con el control de las elecciones. De ese segundo porcentaje, el 76’73% de los 14.081.966 ciudadanos que fueron a votar ese día (10.804.464) eligieron el “sí” como respuesta a la pregunta que los políticos les hicieron, mientras que el restante 17’24%, o sea 2.428.409 ciudadanos, eligieron el “no” como respuesta.

Conclusión. Aunque se podría decir y asegurar que la abstención fue la fuerza más votada, la propia ley electoral impide que la no personificación en las urnas para ejercer el derecho de voto sea tenida en cuenta y por tanto obliga a obviar dicha opción. Tanto es así que el día posterior a las elecciones, tanto políticos como prensa nacional optan por elegir titulares tan suculentos como alejados de la realidad como éste que nos ofreció el inefable 20 Minutos; “Zapatero, satisfecho del sí "claro y rotundo" a la Constitución Europea”. Ahí tienen el resultado de la no participación.

Si se fijan también verán que hay una casilla en el gráfico que dice “votos en blanco”. El 6’03% de aquel “claro y rotundo” 42’32% que votaron la constitución fue de ciudadanos que decidieron dejar constancia de que ninguna de las opciones que había eran de su agrado. En realidad precisamente en aquellas elecciones fue una opción surrealista e inútil, ya que entre las dos opciones en liza, el si o el no, la abstención no tenía sentido alguno.

Pero si esa opción la trasladamos a unas elecciones normales y corrientes, con partidos políticos luchando por el tanto porciento necesario para conseguir representación en alcaldías, parlamentos autonómicos, senados o congresos, éste causa un efecto totalmente contrario al que sus emisores pudieron alguna vez pretender al ejercerlo. Con la ley d’Hondt y la lotería de las circunscripciones revoloteando sobre las cabezas de los candidatos en liza, la opción del voto en blanco perjudica más que beneficia a los partidos minoritarios que pudieran pretender alcanzar representación.

Como para poder obtenerla hay que llegar según la propia ley electoral a un mínimo de voto no inferior al 3%, la opción del voto en blanco lo que consigue es encarecer el precio en votos necesario para alcanzar dicha barrera. Así, si en una circunscripción (leerse este post que os aclarará qué es esto exactamente) se contabilizan cero votos en blanco, la ley d’Hondt repartirá proporcionalmente los escaños en función de los votos emitidos eliminando antes a quienes no llegan al susodicho 3% y repartiendo después los cocientes entre los que quedaron. Pero si por ejemplo sí se contabilizaran votos en blanco, la cantidad de votos que deberían obtener los partidos minoritarios se debería ver incrementada proporcionalmente en la misma medida para mantener su 3% necesario para conseguir representación.

10000 votos para elegir 7 escaños 1248 votos para conseguir el primer escaño
Esos mismos 10000 votos con 5000 abstenciones 2142 votos para ese mismo primer escaño

O sea, que si lo que se pretende con el voto en blanco es perjudicar a los partidos mayoritarios, lo que se consigue en realidad es favorecerlos, ya que aunque es cierto que los votos en blanco no se contabilizan, como falazmente se ha inducido a creer, a los partidos que más votos consiguen, sí que encarece la horquilla que los minoritarios necesitan conseguir para adquirir representación.

Es evidente que no es lo mismo necesitar 1248 votos que 2142. A eso llegamos todos. Pero es que además hay que recordar que el hecho de que España esté repartida en circunscripciones electorales complica sobremanera la consecución de representatividad, ya que ese 3% no se aplica sobre el total de votos en toda España sino que se va dirimiendo entre las provincias.

Un claro ejemplo de ello lo tenemos en partidos como UPyD e IU. ¿Recordáis las últimas Elecciones Generales? Aquí están los resultados oficiales.

Partido % Votos Escaños
PSOE 43’64 11.064.524 169
PP 44’11 10.169.973 153
CiU 3’05 774.317 11
EA-PNV 1’20 303.246 6
ESQUERRA 1’17 296.473 3
IU 3’80 963.040 2
BNG 0’82 209.042 2
CC-PNC 0’65 164.255 2
UPyD 1’20 303.535 1
NA-BAI 0’24 62.073 1
CA 0’27 68.344
EA 0’20 50.121
C’s 0’18 45.750

Aquí están los % que obtuvieron en las elecciones generales todos los partidos que se presentaron. Podréis ver claramente que el método de las circunscripciones implicó que partidos con más votos en el conjunto de España (UPyD o IU) obtuvieran menos escaños que otros, que aunque más minoritarios, sí que tienen sus nichos electorales concentrados en unas pocas provincias (circunscripciones) lo que les facilita llegar a ese 3% necesario para conseguir los escaños.

IU y UPyD obtuvieron 963.040 y 303.535 votos respectivamente con sus 2 y 1 escaños correspondientes conseguidos en el ámbito nacional y tras contabilizar los votos de todas las circunscripciones en su conjunto. CiU por ejemplo sólo necesito de 774.317 votos para sus 11 escaños.

Y ello se debe a que si bien UPyD e IU repartieron sus votantes entre las 53 circunscripciones que conforman el mapa electoral en España, CiU limitó sus expectativas a las cuatro provincias que conforman Cataluña, con lo que el anteriormente mentado 3% fue superado con facilidad dándole así no sólo los escaños mentados, sino superando con menos votos a fuerzas cuyo apoyo social es mayor que el de éstos en el ámbito nacional. Desde luego otro gallo cantaría si en lugar de cincuenta y tres circunscripciones hubiese sólo una, posibilidad de la que cada vez soy más partidario…

Así las cosas, si para un partido minoritario de ámbito nacional ya es complicado conseguir representación por culpa de las circunscripciones electorales, añadirle además el hándicap del voto en blanco y el encarecimiento en votos que éste significa, no hace más que facilitar la hegemonía de los partidos que gozan de un nicho de votantes más concentrado como el nacionalista o mayoritario como el de los dos grandes.

Y después está la elección del voto nulo. Este es un “voto chorra”. Un voto que no cuenta como tal, ni se tiene en cuenta en los porcentajes ni vale para nada más que para hacer perder el tiempo a quienes están obligados a recontar los votos en las mesas electorales.

Conclusión. Desde luego en mi opinión, ejercer el derecho al voto utilizando cualquiera de las tres modalidades que os acabo de exponer en el post, no es más que tirar el mismo a la basura, y en el caso del voto en blanco, favorecer el bipartidismo condenando a los partidos minoritarios a comprar más caro su pobre y solitario escaño.

Ahora ya es cuestión suya el decidir cómo votarán en las próximas elecciones.

Anuncios

19 Respuestas a “>Qué pasa si voto en blanco, nulo o sencillamente me abstengo de votar

  1. Germán 04/30/2011 en 14:16

    >Voto nulo = voto chorra¿? yo siento diferir una vez más, no lo veo así. Si no lo cuentan o registran en las estadísticas problema suyo, quizás no les interese a nadie que este dato queda registrado. Con este voto lo que quiero mostrar es mi desacuerdo con absolutamente todos. Si no lo quieren valorar problema suyo, ahora, yo tampoco me tomo la molestia de valorarlos a ellos, eso si, cumplo con mi obligación como ciudadano de ir a votar…y que alguien diga lo contrario.Un Saludo

  2. Germán 04/30/2011 en 14:17

    >En cualquier caso, interesante artículo, cuenta con mi RT.

  3. Antonio E. Zafra 04/30/2011 en 18:31

    >@Germán no creo que mi forma de expresarlo haya sido la correcta, pero es chorra tanto en cuanto por mucho que tú desees que sea tenido en cuenta, las propias leyes impidan que ello suceda.El voto nulo no existe, no se contabiliza y por supuesto no sirve para nada, así que aunque no guste, ese voto en inútil de necesidad…Y no lo tomes a mal…

  4. Yomisma77 05/02/2011 en 21:20

    La verdad es que desanima pensar que lo que haces no sirve nada pero bueno yo espero que algún día sean representativos.Al final terminaré como Michael Moore y crearé mi propio partido y me votaré a mi misma, pero en vez del ficus utilizaré un cactus o similar ;)Un besote enorme Antonio y feliz semana!!!!

  5. Antonio E. Zafra 05/02/2011 en 21:29

    @Yomisma77 jajajajajaja

  6. Cean 05/07/2011 en 22:54

    @Germán el problema es que voto nulo también es aquel que se produce cuando una persona se equivoca. Por tanto, distinguir el voto nulo protesta del error es complicadísimo. El voto válido que que sirve como protesta es el voto en blanco que, por cierto, carece de papeleta (http://votoenblancolegal.org).Saludos.

  7. Cean 05/07/2011 en 22:59

    La conclusión de que el voto en blanco favorece el bitartidismo no es cierto, en cambio si lo es que hace más difícil a los partidos conseguir representación, pero parece que todos los partidos que obtienen menos de un 3% de votos son "buenos". Por ejemplo, en Catalunya, el pasado noviembre un partido de ultraderecha no obtuvo escaño alguno debido a que la cantidad de votos en blancos hizo que necesitará más votos para alcanzar el 3% mínimo.Saludos.

  8. Antonio E. Zafra 05/08/2011 en 9:40

    @Ceantambién es cierto sí señor, pero el problema no es el de diferenciar entre partidos 'buenos' y 'malos', sino más bien entre valores de votos. Dime Cean, ¿porqué el voto de un votante de IU (963.040 y 2 escaños) tiene que valer muchísimo menos que el de uno de CIU (774.317 y 11 escaños)? Ahí creo yo que radica el problema. Los ciudadanos votamos pensando en un partido mientras que los votos se discriminan en circunscripciones…

  9. Caridad 05/10/2011 en 20:24

    @Antonio E. Zafra Holaaa, yo creo que si sirve, porque si todos votaramos nulo, tendrian que volver a hacer unas elecciones y se pensarian mucho como hacerlo

  10. Antonio E. Zafra 05/10/2011 en 20:38

    @Caridad ahí radica el problema, que tendríamos que hacerlo todos, porque si sólo uno emitiera un voto válido, aunque el 99'9999% de ellos fuesen nulos, la ley electoral otorgaría a ese voto el poder de elegir presidentes y alcaldes.

  11. tach2011 05/17/2011 en 18:28

    Esta claro que nos la han jugado desde el principio, cuando hicieron la ley hicieron la trampa, el voto protesta no se puede hacer, no se admite, segun he entendido despues de leer tu explicacion.Yo siempre he sospechado que el voto en blanco ha significado que doy mi consentimiento a la "mayoria" (sea cual sea) y es asi al final y ademas jode al partido pequeño (eso lo tenia mas que claro antes de leeros). Lo interesante de todo esto es que los que estmos completamente disconforme con el "sitema de voto" se nos acaya "legalmente" y tenemos que tragar y poner un voto (sea cual sea pero voto al final) que segun se quiera interpretar a algunos les dice una cosa y a otros ese mismo voto otra. ejmplo que has puesto “Zapatero, satisfecho del sí "claro y rotundo" a la Constitución Europea”. ¡¡¡Viva la livertad de voto!!! jajaja valiente estafaUn saludo y gracias por aclararlo todo

  12. Antonio E. Zafra 05/17/2011 en 20:22

    @tach2011 me alegro de que te haya sido de ayuda, aunque como tú comparta la sensación de que nos la metieron doblada…

  13. tach2011 05/18/2011 en 9:02

    He estado oyendo la radio mientras venia al trabajo y me he dado cuenta de que esa "manifestacion expontanea" (algunos periodista ya lo dudan claramente) parece no entender que con su peticion de voto en blanco no les vale para los propositos que piden… cambiar el sistema de votacion… es una pena que una movilizacion popular se les engañe para principalmente hacer el efecto contrario que pretenden… que pena de esfuerzo.En tu opinion como experto (yo asi te considero) cual hubiera sido el camino "correcto" (por llamarlo de alguna manera) mas efectivo para poder logras algo que ahora mismo no esposible hacer con las leyes y sistema representativo que tenemos.Un saludo y gracias por responder

  14. Antonio E. Zafra 05/19/2011 en 22:34

    @tach2011 yo creí entender desde el principio que no pedían exactamente el voto en blanco sino que no se votara a los grandes. Respecto del camino a seguir, la verdad es que no se me ocurre nada mejor que el iniciado por estos manifestantes. Solo la manifestación pública puede hacer que los políticos se decidan a hacer cambios.Y respecto a lo de experto he de decir que solo soy alguien a quien le picó la curiosidad y que decidió publicarlo en su blog, así que más que experto habría que decir interesado…Un saludo y perdona la tardanza y la brevedad, pero estoy fuera y casi no me puedo conectar jejeje

  15. Anonymous 11/20/2011 en 14:06

    Pues no sé qué hacer

  16. Antonio E. Zafra 11/20/2011 en 14:33

    Yo solo puedo decirte que yo ya lo he hecho. Vota en conciencia y sin que otros que no sean tus ideas te influyan para ello…

  17. Anonymous 10/24/2012 en 8:00

    El problema es cuando todos los partidos que hay son una basura.entonces que haces con tu voto?? A mi no me vale votar al menos malo si ese es igualmente una muerda.creo que mi derecho al voto es demasiado importante como para regalárselo a un partido al que yo mismo en realidad no creo que fuera capaz de gobernar un país(me refiero a los partidos tipo Karma o similares).yo pienso que si votas hay que votar en conciencia y consecuencia y yo personalmente no pondría a ninguno de los que figuran en el programa electoral en el poder. Una pena que en España no exista el voto de castigo.

  18. Anonymous 11/06/2012 en 23:36

    simplemente no ir a votar,cuando todo el mundo viese que en España solo vota un 10 o un 20%,ya veriamos si pasaba o no algo,lo que esta claro,que no podemos mantener a una cantidad desorbitada de politicos,que no tiene ningun pais (tres veces mas que Alemania,por ejemplo)que un politico tenga un buen sueldo lo puedo aceptar,siempre y cuando sean los justos y necesarios, aparte de eficaces

  19. Victoriano Ramírez 01/11/2016 en 20:55

    Los datos que aparecen en este artículo contienen bastantes erratas. La importancia que ha dado el autor al tema del 3% es desmesurada, pues después de unas 600 veces que se ha aplicado, para las elecciones al Congreso de los Diputados, solo ha tenido repercusión una vez, fue en 1993 cuando el CDS quedó sin escaño en Madrid porque los votos en blanco le dejaron en el 2.99%. Comparto muy poco de lo que se dice en este artículo, y creo que contribuye a la confusión. La infrarrepresentación de IU y de UPyD, en 2008, no tiene nada que ver con la barrera del 3% ni con los votos en blanco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s