El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Sin avances tras años de pelea

Es triste ver cómo los padres de los niños, que potencialmente pueden ser víctimas de acoso infantil en la red, son capaces de hacerse a un lado ante una denuncia de este tipo y justificar su ignorancia en un simple ‘yo es que no se de ordenadores’.

ninosadolescenteseninternet Algo similar me ocurrió a mi hace casi un par de años con un tipo que hizo ‘fotos artísticas’ de su hijo y las colgó en su blog. Dijo el tipo que eso que yo veía sólo lo acertaban a imaginar los depravados sexuales. Bueno, pues entonces parece que de eso hay más que de sobra en la red, le dije yo.

Hoy, muchísimo tiempo después y tras cientos de posts referentes a este tema en este blog, las cosas siguen exactamente en el mismo lugar que se encontraban al principio.

Me ha sorprendido ver cómo un documental (crecer on-line) de hace al menos dos o tres años (dice literalmente que Facebook tiene un millón y medio de usuarios y no menciona ni a Tuenti ni a Twitter ya que ni siquiera existían aún), sigue siendo tan actual y certero en sus afirmaciones.

Más cuando el medio sobre el que se vuelca toda esta información se caracteriza sobre todo por su inmediatez y la velocidad con la que las cosas dejan de ser actuales en ese time line universal.

¿Tres años de tiempo perdido?¿Miles de horas de sinvivir para nada?

Yo no diría tanto. Puede que la realidad esté superando esta vez a la ficción por goleada, pero tampoco tenemos que negar que la concienciación de la gente alrededor de este tema ha aumentado considerablemente.

Es cierto que es triste que un documental viejo sea aún actual, pero la gente, cuando te escucha hablar de pederastia o acoso sexual infantil, ya no te mira como si viera a un pirado enfermo que se pasa la vida encerrado en su habitación buscando pornografía.

Ahora la gente más o menos comprende que esa realidad, que tanto nos esforzamos en dar a conocer algunos, es palpable sin siquiera estar registrado en ninguna red social. La podemos obtener sin que nos tengamos que remitir a nadie. Nosotros y nuestro ordenador nos bastamos para confirmar que eso existe.

Y lo que es peor, lo podemos hacer desde el más absoluto anonimato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s