El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Tras casi una semana…

Pues eso, que tras casi una semana vuelvo por aquí sorprendido de hasta qué punto los medios de comunicación y los partidos políticos son capaces de deformar la realidad para hacerla fervientemente favorable para sus intereses particulares.

Esta semana se ha dado a conocer el sumario completo del caso Gürtel. Pues bien, no le han faltado arrestos a la señorita Pajín para declarar ante en universo entero que este escándalo, que no niego que no lo sea, es el más grande que ha visto la joven, pero inmensamente propensa a estos alardes del mangoneo generalizado, democracia Española.

Olvida la señora Pajín que para financiaciones irregulares y fraudes al estado multimillonarios tiene que mirar no a la bancada de enfrente, sino a la propia, ya que allí, que no ahí, es donde se fraguaron los escándalos de los Guerra, Roldán, los fondos reservados, los GAL, Veras y demás lindezas.

Olvidando este tema que creo no merece más apunte que el que acabo de hacer, y recordando que soy partidario, faltaría más, de que quien haya metido mano en la caja de todos vaya con los pies por delante a la cárcel, creo necesario hacer un recordatorio de un verdadero problema que sí nos afecta a todos de forma inmediata, el paro.

Desde hace dos años el paro aumenta en España. Dicen que ahora a menor ritmo que antes, pero el caso es que tras veinticuatro meses de continua subida, el dato del mes pasado sigue siendo creciente.

Los periódicos, las radios, las televisiones, e incluso los blogs se alarman, se dicen y desdicen, se sumergen en vanas polémicas sobre si Rajoy debe o no hablar o si Bárcenas debía o no renunciar a su despacho de Génova, e instantáneamente olvidan que hay unos cuantos millones de hogares que malviven como pueden sobreviviendo a la crisis que nos tiene asidos de la cabeza mientras nos ahoga en un cubo de agua.

Nos olvidamos de que mientras los medios, los blogs, los políticos y los periodistas hacen campaña cada cual para su partido preferido, otros con menos voz, menos influyentes y sí, invisibles, se quedan absortos frente a la televisión mientras comprenden cada vez más abatidos cómo su desgracia, la del paro, ha pasado de ser un problema para todos ellos, ha convertirse en un mero dato mensual efectivamente comparable al de los muertos en carretera.

Sí, antes los parados eran personas que habían tenido la desgracia de ser los primeros que sufrieron en sus carnes la crisis. Hoy son compañeros de viaje de esos otros que todos los fines de semana se dejan la piel en la carretera. Son meros datos, simples números que ocupan una fracción del tiempo en los noticiarios y que los medios, por incómodos, ya se están encargando de deshumanizar. Y eso, el dato deshumanizado, es lo peor que le puede pasar a un problema real que nos debería ocupar a todos.

La blogosfera, como medio personal que podría ser capaz de convertirse en una voz real del pueblo llano, debería comprender que el iPad es importante en cierta medida, que los tejemanejes políticos son eso, tejemanejes, y que nosotros, como ciudadanos privilegiados del pueblo llano, no debemos ni podemos meternos en ese suicida juego de convertirnos en defensores o detractores de tal o cual partido, ya que el mero echo de hacerlo nos sumerge a todos en el oscuro abismo del clientelismo partidista que tantas veces nos cansamos de criticar en los medios.

Si somos capaces de hinchar el pecho ante la respuesta de la blogosfera en terremotos lejanos. Si nos alegramos de que la tecnología nos permita ver en una cámara de 360º una tragedia como la de Haití, si nos llenamos la boca diciendo que la twitesfera mueve ahora la actualidad mundial…¿Porqué nos dejamos embaucar por las directrices de aquellos a quienes tantas veces hemos criticado?

Señores, no es hora de entrar en el juego que se traen entre manos los medios y los partidos políticos, es la hora de convertirse de verdad en una verdadera voz. De mirar hacia los problemas reales de quienes están a nuestro alrededor y no saben lo que es un blog. De esos que ni siquiera tienen internet en sus casas. Esos que aunque no lo crean siguen siendo mayoría en este país.

Sean su voz, la voz de la realidad, y dejen que medios y políticos jueguen a su sucio juego del despiste y magnificación de noticias burdamente dirigidas. Utilicen sus blogs para algo más valioso que su propio ego, utilícenlos para beneficiar a los de su alrededor, a los más cercanos a ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s