El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Archivos mensuales: octubre 2009

No hago otra cosa que pensar en ti

A este ritmo me moveré hoy por casa. Cerquita, muy cerquita de mi mujer. Aprovechando cualquier razón, por nimia que sea, para abrazarla y mimarla. Con besitos sutiles en el cuello. Con caricias llenas de amor y agradecimiento. Con mucho toque de humor, como el que estos dos monstruos demuestran en el vídeo.

Así, que cada vez que penséis hoy en El Mosquitero, que os vengan a la mente risas cariñosas y mimos, muchos muchos mimos enamorados. Hoy solo es día para ella, para vosotros ya llegará otro…

VIB, Very Important Bloguer

nacho de la fuente Hola a todos, mis queridos y pacientes lectores de cabecera jejeje. Desde hace un tiempo no puedo dedicarle al blog más que unos pocos minutos. Y éstos, cómo no, solo los puedo dedicar para escribir cualquier cosa que se me ocurra. Ya saben, el trabajo, ese tesoro tan preciado actualmente, me ocupa casi la totalidad de la semana y me deja, casi sin tiempo para mi diversión favorita, mi blog y los vuestros.

Tal vez por eso, mi blog, otrora lleno de actualizaciones y más o menos con artículos que hablaban sobre aquello de lo que el resto de la blogocosa hablaba, ha recaído en un espasmo moderado, en el que los temas a tratar muchas veces no tienen nada que ver el uno con el otro, y el posible jaleo mental de vosotros, mis queridos amigos, se convierte más en una certeza que en una posibilidad lejana.

El caso es que ahora tenía unos minutillos para dedicarle al blog, se nota que en Viernes, y de golpe y porrazo me he encontrado con este magnífico post de Nacho, en el que pone mirando pa Cuenca a los gurús blogosféricos, aquí llamados evangelizadores de pacotilla.

Son los VIP de la blogosfera, los autores de los blogs más reconocidos y, generalmente, con mayor tráfico de visitas. Son los que gozan de miles de seguidores en Twitter, en Facebook o en sus propios feeds. Los que protagonizan y cobran por conferencias, congresos y eventos blogosféricos varios bajo esa aureola del «dospuntocero»…

Sin duda, cuando uno no tiene tiempo material para saciar las ganas de leer de sus lectores, lo mejor es dejarse caer en brazos de tipos que sí saben qué hacen cuando se deciden a escribir un post y nos demuestran a todos que su blog, es lo que es, no solo por aquello de referenciar siempre columnas de sus periódicos de cabecera, sino porque realmente saben tener la cabeza sobre los hombros a la hora de observar la jungla en la que se ha convertido la blogocosa.

Camino de la Berlusconización de la política Española

silvio_berlusconi2 Allá por el año 92, la cámara baja Italiana dio luz verde a los fiscales de Milán para que procedieran a realizar una limpieza a fondo del entramado político de aquellos días. Un entramado éste manchado, como no, por la corrupción y el tráfico de influencias. A aquel episodio de la vida política Italiana se lo llamó Tangentópolis. Y al movimiento judicial que nació con él se lo conoció como la Operación Manos Limpias.

Todo comenzó con la detención del funcionario Socialista Mario Chiesa, justo cuando recibía un mísero soborno para la adjudicación de las tareas de limpieza de un hogar de ancianos de la ciudad de Milán. Sus declaraciones ante el juez provocaron las detenciones de decenas de miembros de los principales partidos del arco parlamentario, como lo eran el PSI, DC o el PDS. La corrupción se extendió cual mancha de aceite y todos los partidos quedaron tocados severamente en su línea de flotación.

Lo malo, lo realmente malo de todo aquello fue, que de entre toda la escoria que allí salió a la luz, emergió la figura de quien años más tarde se convertiría en el omnipotente Il Cabaliere Berlusconi. Tras el descalabro de todas las fuerzas políticas aparecieron partidos como el Forza Italia, del mentado anteriormente Silvio, o el del PCI.

La razón de la superioridad de Berlusconi ante cualquier otro político es natural, dado que fueron tantos los políticos manchados por la corrupción en aquel país, y tanta la desolación y la falta de confianza en la clase política que provocó aquella operación judicial, que finalmente los Italianos pensaron, y siguen pensando, que vale la pena ser un corrupto con tal de poder enriquecerse rápidamente.

Aquí en España vamos al galope tras los pasos de los Italianos.

A los casos Gürtel y Palma Arena, hay que sumar ahora los de El Ejido y Santa Coloma de Gramanet. Lo curioso es que a los únicos a los que se ha visto esposados entrando en dependencias judiciales ha sido a los del PP. Es más, de los únicos que se ha realizado un juicio paralelo antes incluso de que fueran llamados a declarar ante el juez ha sido a ellos.

A los otros, a los del PSOE o CIU, se los ha tratado mejor. Es más, si comparamos la fianza que se pide al primo de Correa, 600.000€, con la libertad sin fianza que se le ha otorgado a Millet, nos encontramos con dos varas de medir tan desproporcionadas, que las dudas sobre los fiscales y jueces se nos hacen imposibles de eliminar.

Y si nos preguntamos sobre el porqué de que estos dos últimos casos hayan salido a la luz, la respuesta que se nos puede venir a la cabeza es simple y llanamente la de que la coincidencia de que Garzón podría verse acusado de prevaricación por autorizar las grabaciones de las reuniones entre los abogados y los acusados del caso Gürtel, no es tan coincidencia como se nos querría hacer creer y se convierten, eso sí, más en una advertencia para tirar de la manta que en un ajusticiamiento declarado.

El caso, teorías conspiranoicas a parte, es que finalmente en Italia se llegó a un punto en el que, tanto políticos como jueces y fiscales, quedaron manchados tangencialmente por la corrupción. Aquí no les andamos ya muy a la zaga y la sombra de la duda ya planea sobre las cabezas de nuestros jueces.

Casos como el del Estatut de Cataluña, que lleva ya no se sabe el tiempo que hace parado en el Constitucional sin que este tribunal se atreva a dictar sentencia. Como las filtraciones de sumarios secretos siempre en una sola dirección, y con dichas filtraciones sesgadas en su contenido para que den a entender cosas que finalmente no son, o no han podido ser probadas. U otros, como el antiguo del tres por ciento Catalán, que tras salir a la luz quedó deliberadamente escondido entre la paja que se vende desde el atril del poder político, o luchas de poder interno en los partidos sacados a la luz pública como las que protagonizan Aguirre y Gallardón a cuenta de Caja Madrid, son los que llevan a la ciudadanía a ver, de entre las decisiones judiciales y los partidos, otra cosa no muy diferente a una simple y llana mentira.

Yo sinceramente no se quien será el futuro Il Cabaliere de España.

Pero de lo que no me cabe ninguna duda es, de que si no se pone remedio rápidamente a los casos de corrupción aquí y se realiza una campaña similar a la Tangentópolis Italiana en un plazo realmente corto, a contar a partir de hoy, la brecha entre la clase política, Judicial y pública crecerá tan rápido y de forma tan enconadamente beligerante, que el arco parlamentario, tal cual lo conocemos actualmente, cambiará de tal forma que no lo reconocerá ni siquiera el más antiguo de los bedeles del Congreso.

Una pena, pero ya se lo digo yo, vayamos haciendo apuestas sobre quien ocupará el puesto de Il Padrone en esta pequeña piel de toro corrupto en que se ha transformado nuestra querida y preciosa España.

Mis seis reglas de oro.

Hay muchas reglas en la blogosfera que nos pretenden enseñar a bloguear. Yo, personalmente, solo utilizo seis. No soy muy amigo de escribir decálogos, pero me parece que escribir estas seis reglas y que los lectores sepáis cómo funciono yo a la hora de pasar mi tiempo de ocio frente a mi blog, os ayudará a comprenderme mejor cuando día si y día también, la cague en uno de esos comentarios provocadores que sabéis que me gusta tanto escribir.

No se basan estas reglas, que solo me aplico a mi mismo, en cómo hacer grandes artículos, sino en aprender a tener una ética mínima de cara tanto a los lectores como a nosotros mismos. Ser claros y no nadar entre dos aguas es difícil, pero más lo es pretender engañar a todo el mundo durante más de cinco segundos seguidos.

Por ello os dejo aquí escritas mis seis reglas de oro.

  • Si copias un artículo ajeno a tu blog, lo pegas en el tuyo, lo referencias como bien mandan los cánones del buen bloguero, pero no les aclaras a los lectores, que puedan caer en el error de creer que lo escrito es tuyo, que el autor no eres tú sino que éste está referenciado en el mismo artículo, estarás haciendo trampas y cayendo, quieras o no, en el mismo error que quien copipastea cualquier artículo sin referenciar a su autor. Sí, estarás a su mismo nivel.
  • Si moderas cualquier comentario que aparezca en tu blog, por el simple echo de que no comparta tu punto de vista, estarás limitando la capacidad de expresarse de tus lectores y por ende, tu blog carecerá de toda la credibilidad de la que te pudieras creer poseedor.
  • Nunca hay que abusar de las mayúsculas en un artículo. Y esto va también para quienes escriben en comentarios intentando remarcar en los mismos algunas palabras mediante esta técnica. Para remarcar, como bien sabéis todos, basta con incluir un strong y /strong antes y después de las palabras que queramos subrayar. El resto, las mayúsculas, están fuera de lugar en todo tipo de situaciones.
  • Una cosa sobre las correcciones en los comentarios. Tan talibanes son quienes cometen errores ortográficos a propósito, como quienes se creen con el derecho de ir rectificando a todos en todo momento, haciendo gala de una escritura limpia y sin errores. Se puede corregir sin hacer sentir al corregido una vergüenza que en ningún caso está justificada.
  • Si un día ves que la cagaste en un artículo, seguramente de opinión, no tengas miedo a recular sobre lo dicho. Tus lectores te agradecerán saber que además de ser incisivo, sabes aceptar que te equivocaste. La rectificación forma parte de cualquier debate sano. Unos días rectificarás tú, otros lo harán los lectores. Y los días malos, ninguno de los dos bandos os pondréis de acuerdo en quien tiene que recular, pero la semilla de credibilidad que esto te aportará no la podrá obviar nadie.
  • Recuerda, los comentarios no son obligados. Es más, ahora con la interacción de Facebook y Twitter, los comentarios suelen estar siempre fuera del blog. No juzgues a tus lectores por la cantidad de comentarios que te hacen en tu bitácora, sino por la cantidad de referencias hacia tus artículos en sus posts. Es más importante y mejor una referencia en un blog, que un simple comentario. Con ellas, las referencias, la conversación se extiende a otros lugares y se magnifica. Con los comentarios se limita a un solo blog y sus propios lectores.

Y estas han sido las seis reglas básicas con las que yo me manejo a diario por la blogocosa.

PD:

Esta noche salgo a las tres de la mañana hacia Barcelona y no podré volver a casa hasta el Miércoles por la noche, así que disculpad que no responda a los que comentéis. Supongo que no hará falta decir que si no estoy frente al ordenador no puedo leer vuestros comentarios jejeje

Corriéndonos de gusto

Y es que solo con ver la cantidad de referencias en blogs referentes al concierto de U2 en Youtube, o las mismas referencias en Twitter, llegamos a la conclusión de que nosotros, los bloguers, les salimos más baratos a las empresas para publicitarse que las propias agencias publicitarias.

u2-band

Si señores, ese es el gran poder de la blogocosa y del microbloggin jejeje