El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Ha llegado de nuevo la F1

Ya estaba uno deseando que volviera ese circo mediático llamado Formula Uno. Que llegaran los rugidos de los motores, las salidas en tropel de veinte coches, los Safety Car, los semáforos rojos, la incertidumbre, la emoción y el deseo de que alguno que allí corre se estrelle.

1852931185482718b1522e07.11556441-03 Que volviera también el calvo, esas preciosidades de azafatas, ese Renault franchute que ya es el amor de mi vida durante los fines de semana, esos pocos adelantamientos, el vuelta a vuelta, los repostajes, los cambios de ruedas, las sesiones de sofaning.

Uno ve esto de la Fórmula Uno y reconoce ese mismo entusiasmo de un país entero, en aquel recuerdo de los famosos cinco Tours de Induráin.

Pero no creo que sea igual. Al ciclismo lo abandonó la afición cuando Induráin decidió bajarse de la bicicleta. Pero el mayor lastre de todos los que sufrió el ciclismo no fue ese, si no el demencial afán por el juego limpio, que hace que un corredor no pueda tomarse un jarabe para un constipado por miedo a dar positivo por EPO. Por esa manía que los jueces tienen de hacer parecer a estos deportistas más una cuadrilla de yonkis, que eso que son en realidad, deportistas y de los más sacrificados.

Al ciclismo lo mató esa desastrosa pretensión que los medios tuvieron en hacer creer a la afición, que tras Induráin llegaría Olano. Recuerdo cómo en la tele lo vendieron como si ya estuviera asegurado que este pobre hombre sería el nuevo estandarte del ciclismo y cómo tuvo que soportar sobre sus hombros una responsabilidad que le vino grande.

En aquel entonces se promovió el Indurainismo y no el ciclismo en sí.

En esta ocasión, incluso cuando el año pasado Alonso no ganaba carreras, la afición se mantuvo y esta pasó a tener otros favoritos, como por ejemplo los Ferraris, antes tan denostados por ser la escudería del amigo Shumacher.

Y en esta carrera de este Domingo de madrugá, la afición también vio toda la carrera y no dejó la tele, incluso cuando vio que el Renault de Alonso volvía a ser la tortuga a la que ya nos tiene acostumbrados.

La verdad es que creo que al final todo es cuestión de marketing.

Porque qué mejor para un deporte, que tener un equipo contra el que la gente de todo un país se pueda enfrentar. Construir un personaje con el que se consiga que toda la afición se una para bien o para mal.

renault_2009-R29-Formula-1-Car-004_1 copia Con Alonso se ha conseguido que todos quieran que gane, con Hamilton lo contrario. Y lo bueno de esto es lo han hecho tan bien, que da igual que hagan lo que hagan, puesto que todas las posibilidades que se puedan dar mantendrán a los espectadores pegados al televisor.

Y el haber conseguido a un tipo tan joven como Hamilton, le asegura a este deporte que al menos en España, habrá una legión entera de seguidores que se mantendrán frente a la tele solo para ver como Hamilton pierde todas las carreras posibles. Y nos dará igual que gane Alonso o Massa, que Alonso se retire o no, con que el apoderado de Dennis pierda…

MCLAREN F1Y eso me hace muy feliz, porque no tener que estar dependiendo de que un preferido tuyo gane, para poder asegurarte las ganas de ver el próximo Domingo la carrera, te quita un gran peso de encima.

Ahora la Fórmula Uno ha llegado de nuevo, con sus minifaldas, sus circuitos, sus accidentes, sus protagonistas, pero sobre todo y lo que más le alegra a uno, con un tipo como Hamilton, que será todo lo odiable que queramos, pero al que no le podemos negar que es una máquina de correr y un nuevo equipo como el del incombustible Ross Brawn, que ha pasado de hacer ganar a Ferrari, ha hacerlo con su propio equipo de un solo patrocinador.

Y eso que soy Alonsista, pero al Cesar lo que el del Cesar y a Dios lo que le per toque. Y que viva este deporte, pues ha conseguido como todos los deportes de conjunto, lo que ningún político pudo, unir a todo un país entorno a un solo objetivo; el simplón deseo de que Hamilton se estrelle, eso sí, sin que le pase nada de nada.

24 Respuestas a “Ha llegado de nuevo la F1

  1. crisis economica 03/31/2009 en 21:20

    esperando que la crisis y los nuevos cambios implementados para esta temporada no afecten el bonito espectaculos de estos veloces autos

  2. crisis economica 03/31/2009 en 21:20

    esperando que la crisis y los nuevos cambios implementados para esta temporada no afecten el bonito espectaculos de estos veloces autos

  3. Antonio E. Zafra 04/01/2009 en 0:19

    jejje, no creo que les afecte demasiado, al menos a los que han comenzado la temporada.

  4. Antonio E. Zafra 04/01/2009 en 0:19

    jejje, no creo que les afecte demasiado, al menos a los que han comenzado la temporada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s