El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Archivos diarios: 03/29/2009

Blog Invitado: Senovilla, Pensamientos JFS

Tras el descalabro con el que nos acostamos anoche con todo eso de los votos anónimos en el CETH y tras haber estado a punto de trasladar a otro día esta colaboración del amigo Senovilla para el Blog Invitado por segunda semana consecutiva, me he decidido a publicar su aportación por estar esta además, muy ligada al asunto que en estos momentos pulula por este blog.

En esta entrada, que Senovilla nos mandó la semana pasada para participar como Bloguer Invitado, nuestro amigo nos relata muchas de las razones por las que participar en las iniciativas blogosféricas que se realizan en los blogs que vamos conociendo.

Nunca una entrada le vino tan bien a un blog como esta que ahora os publico.

Muchas gracias amigo Senovilla, porque como si de una enorme tirita se tratara, esta entrada ayudará a cerrar la gran herida que ayer dejó las entrañas del CETH a la vista. Con esta entrada, todos volveremos a sentir cual es el espíritu con el que acercarse a estos bonitos intentos de hacer participativos los blogs.

Os dejo con su entrada de Bloguer Invitado, os dejo con el amigo Senovilla y su entrada titulada ¿Porqué realizar una iniciativa?

Bueno estoy aquí invadiendo el blog de un amigo que ha querido con esta iniciativa compartir su blog con todos ustedes.

¿Por qué realizar una iniciativa?

Hay varias razones para hacerlo, una de ellas es el posicionamiento SEO y suelen consistir en intercambio de enlaces o cadenas piramidales, todos hemos caído alguna vez en ellas y ciertamente pocas son recomendables para los blogs que comienzan.

Otra razón es contribuir al divertimento de los lectores que siguen el blog, fomentar el contacto haciéndolo más personal, más intimo, si cabe este apelativo en una blogosfera cada vez más impersonal.

Y la más importante para un servidor, es aportar imaginación y cosas nuevas a la vida de un blog.

¿Por qué participar en las iniciativas?

Una de las razones es puramente SEO ya que consigues y aportas enlaces que hacen posicionar mejor a tu blog, pero debes de tener cuidado con el tipo de iniciativa, si caes en una cadena piramidal puedes llegar a verte perjudicado pues Google puede considerar tu blog como spam.

Otra razón es que tengas ganas de divertirte, aportar algo con tu colaboración y compartir con ese blog que sigues tu imaginación y talento.

Algunas iniciativas llegan dotadas de estupendos premios materiales o blogosféricos que no son nada despreciables, es más algunos llegan a ser muy suculentos.

El blog popular o conocido disfruta mucho con las iniciativas de sus amigos y sabe que ellos participan en las suyas, es como un juego, es como un comportamiento dictado por la blogosfera, es sin duda alguna Compañerismo.

El blog menos popular o desconocido se da a conocer, consigue algunas visitas que siempre dejan algún lector asiduo y aprende a conocer este mundo de los bloggers donde el concepto de bitácora o diario se aleja mucho de un blog moderno donde lo que cuenta es la Web2.0 autentica demostrando que el blog está vivo por mucho que digan que la blogosfera se muere.

¿Que es bueno y que es malo de una iniciativa?

Esta es la pregunta del millón, existen iniciativas que son estupendas pero se acaban estropeando por que la gente no participa y/o si lo hacen no sabe las reglas del juego, las reglas más básicas del comportamiento blogosférico.

Otras no son seguidas por contener excesivas exigencias o ser algo aburridas o demasiado técnicas con una temática difícil.

Es bueno que una iniciativa vaya acompañada de una gran idea y plasmarla a tus lectores, después necesita que tus verdaderos amigos participen e intenten que sus lectores también contribuyan conociéndola y participando.

Ninguna iniciativa es muy buena o muy mala, depende siempre de las personas que nos siguen, con un poco de apoyo hasta las malas iniciativas triunfan.

Pero vamos con la respuesta del millón, ante una gran iniciativa algunos no participan en ella, cuando vemos en sus post que otras de peor calidad no se la pierden y el blogger se pregunta a si mismo ¿Que estaré haciendo mal, cual es mi error?.

No se hace nada mal y no existe error alguno, nos encontramos por desgracia que algunos bloggers son EGOCENTRISTAS, solo vale su juego y no el de los que les pueda hacer algo de sombra, es más aprovechan la mínima ocasión para recoger las iniciativas fallidas de sus amigos y hacerlas suyas.

No se alarmen por lo que digo, es un mal menor pero existente, en este mundo de la blogosfera muchos se pierden en insanas envidias y mucho copy paste, es más les duele que su blog no prospere y que el de sus amigos triunfe.

Otras veces la culpa es del blogger que enfoca la iniciativa para su propio beneficio dando pocas opciones a los blogs menos conocidos y centrándose únicamente en la obtención de visitas.

¿Y al final que saco yo con esto de las iniciativas?

Fácil ejemplo hemos tenido con el concurso de Toni, consigues visitas, consigues ser un poco más conocido, te llegan con el tiempo nuevos amigos y sobre todo te diviertes participando.

Estas son las iniciativas que debes de seguir querido lector, no te lleves ningún engaño, lo principal es divertirse y que las reglas blogosféricas más elementales de reciprocidad sean las adecuadas para tu blog o si eres un lector para tus aficiones como en este caso es la de escritor o contador de historias.

¿Qué hago escribiendo un post aquí y no en mi blog?

Estoy hoy aquí invadiendo este estupendo rincón porque he sido invitado por un blogger, por un amigo, por una iniciativa que me ha gustado, porque me estoy divirtiendo mucho siendo un pesado como Toni (aquí se permiten bromas) dando una opinión personal sobre un tema tan difícil como todos los que existen en la blogocosa esta.

Les aseguro que me he divertido y que quizás aparezca otra vez por este rincón ya que esto de invadir me ha gustado, sólo deseo que no les haya aburrido mucho y que me gustaría verles aquí con un post o artículo a todos ustedes y como dice Toni, sobretodo a los que no tienen aún un blog pero nos leen, esta es vuestra oportunidad para recibir comentarios y animaros a formar parte de este Nuevo medio de Comunicación que aún muchos desconocen.

Y muchas gracias a ti también amigo Senovilla. Sin ti y todos los que ya han enviado su entrada, esto no sería posible. Y me uno a este pedido tuyo, mandad todas las entradas que queráis. Todas, sean del tipo que sean, tendrán cabida en este vuestro blog.

Podéis visitar su blog en:

[http://senovilla-pensamientos.blogspot.com/]

Cristian ha sido eliminado del CETH IV

Desde que el juego del Concurso Escribe Tu Historia dio comienzo, servidor se ha desgañitado, repitiendo una y otra vez, que lo único importante de este juego era conocer nuevos blogs. Siempre he creído que los que decidían participar en él sabían de qué iba y que a muchos les parecía de una pesadez extrema el que de vez en cuando lo repitiera hasta la saciedad. Hoy he visto que esa percepción era errónea.

Cuando Opaíto me dijo que quería regalar un cuadro para el ganador de esta edición, me pidió claramente que intentara que el sistema de votaciones fuera lo más limpio posible.

Como todos sabéis, durante un tiempo estuve pensando en colocar un sistema de votaciones basado en un registro de las IP de quienes votaran, para que ningún votante anónimo pudiera hacerlo varias veces bajo nombres o correos de validación diferentes. Al final, el buenismo que siempre ha caracterizado este juego, junto con el historial de deportividad del que hacía gala, unido finalmente a que dicha votación obligaba a que el elegido por cada votante fuera un solo relato, me hizo desistir de dicha idea y convenir de nuevo con Opaíto que el sistema de votos sería el que siempre había sido.

No había razones que me hicieran pensar que alguno de los participantes no supiera a qué se venía al juego. En las votaciones de las pasadas ediciones vimos cómo algunos daban votos a rivales directos que los alejaban irremediablemente de la victoria. La deportividad era la garante del concurso.

El tema de los votos anónimos siempre ha sido bastante polémico.

Por ello aquello de que para que pudieran validar los votos, estos tuviesen que mandar también un correo electrónico. Aún así la limpieza del concurso nunca ha estado asegurada, pero daba igual, ¿quien iba a querer hacer trampas en un simple concurso de blogs en el que el premio era una entrevista? Además si manteníamos la ventana de los anónimos abierta, permitíamos que muchos lectores sin blog pudiesen participar.

Este es el caso de Calenda, una de las finalistas de una de las ediciones, que participó sin tener un blog en una de las ediciones y que tuvo como consecuencia el que al final esta se abriera uno.

Negar esa puerta y la posibilidad de participar a todos los lectores sin blog, me pareció injusto a la vez que conspiranoico. La gente no iba a ser tan corta de miras como para querer ganar a toda costa un simple concurso que lo único que le podía traer eran lectores al blog.

Pero nos equivocamos.

Ahora veo claro que por muchas veces que uno diga que lo importante es participar, algunos no cejarán en su ignorante pretensión de creerse de verdad que un puñado de votos amigos harán de su relato un buen relato.

El que muchos amigos te voten, no significa que hayas escrito un buen relato, solo que has conseguido que muchos amigos te voten. Y partiendo de esa verdad, el relato ganador no es el mejor, si no el que más amigos ha atraído hacia el concurso.

Y esa era una de las máximas por las que el voto también debía ser público. Se suponía que el tener que escribirlo y estar accesible a que todos lo pudieran leer y recontar, provocaría que muchos se decidieran por votar más a las historias que les habían gustado, que a las que su amigo les había propuesto.

Parecer ser que mi ignorancia y la cara de tonto que me han visto, deben haberles parecido evidentes. Es por ello que durante semanas he visto como en algunos comentarios se decía explícitamente

…y especialmente el voto es para mi amigo Cristian…

Y el gran tonto de todos los tontos, o sea yo, pasaba por alto esas afirmaciones y daba una segunda, tercera y hasta vigésima oportunidad al relato y su autor. Se suponía que al tener que dar cuatro votos más, esta especie de trapicheo no sería efectivo.

Y ahí nos volvimos a equivocar.

Porque aunque en realidad esos votos no afecten al resultado a medio plazo, si que lo hacen con el espíritu de la iniciativa. Cristian, al que le mandé un correo ayer diciéndole lo que pasaba, ha dilapidado toda la magia que había en el concurso.

Ya no es un concurso de buena gente que participa para que su blog sea conocido de una forma bonita y atractiva para la mayoría de bloguers. Ahora es un simple concurso blogosférico, en el que solo cuenta cuantos amigos seas capaz de traer al concurso. Ahora solo cuenta ganar. Y de visitar el resto de blogs, de comentarles en sus relatos, de hacerse seguidor de alguno de ellos, de descubrir nuevos lugares en los que perderse todos los días…de eso nada de nada.

Ha llegado al perdición del CETH y no se si al final Cristian le habrá dado la puntilla definitiva.

Siempre he pensado que era una buena iniciativa. Un concurso abierto tanto a quienes tenían blog, como a los que no. Un medio excelente para promover la lectura y la imaginación. Una forma bonita de encontrar nuevos blogs, que de otra forma hubiésemos tardado meses en descubrir.

Y por eso la posibilidad del voto anónimo. Por eso el abrir el blog a todos y que incluso los autores sin blog pudiesen participar. Por eso el hacer que la posibilidad de participar fuese sencilla.

Os pido consejo a todos.

Os prometo que esta vez ya no se que hacer. No se si dejar que los votos anónimos continúen valiendo y no perjudicar así a nadie, o cerrarlos definitivamente y que solo autores de blogs puedan emitir los suyos.

Os pido consejo, porque por primera vez desde que iniciamos este concurso, servidor se ha quedado en blanco y seriamente decepcionado.

No se qué hacer.

No se si dar por finalizado ya en CETH y no volver a convocar ninguna otra edición. No se si seguir adelante y hacer como que no pasó nada limitándome a eliminar a Cristian. No se en qué punto estamos ahora en la iniciativa. No se si el espíritu de esta ya se ha apagado para siempre.

Pero si que se una cosa.

No creo que le trabajo de Opaíto se lo deba llevar alguien que es capaz de traicionar la esencia misma del juego. No creo que un cuadro pintado con el corazón, lo deba ganar el que más amigos tenga. No creo que vosotros permitáis que el CETH muera.

Por eso las votaciones de los amigos sin blog serán permitidas, pero a partir de ahora los votantes anónimos estarán obligados a mandarme un segundo correo en respuesta al que les mandaré. Y cada correo tendrá una pregunta de seguridad.

Una pena que las votaciones se emborronen por culpa de esta metedura de pata de Cristian, pero espero que al menos los demás participantes sean capaces de mantener el espíritu y el buen tono del que siempre se ha caracterizado el CETH.

Aun cuando yo he dicho que los votos anónimos los daremos como buenos, vosotros podéis decir aquí si os parece bien o mal. Si creéis que sería mejor que solo los bloguers pudiesen votar o no.

Actualización:

Para información de los participantes en el concurso:

Todos los votos anónimos que hay desde mi comentario de confirmación a Laia de que sus votos estaban admitidos hasta aquí abajo, dejan de ser válidos y por tanto no serán contados.

Todos los anónimos anteriores, por respeto a quienes los dejaron y en un intento de mantener la magia del concurso viva, están aceptados y deberán estar libres de toda sospecha por parte de todos los concursantes.

Desde este momento los anónimos ya no están permitidos. Y desde este momento también, los únicos que podrán votar serán aquellos que tengan un blog.

Os pido perdón a todos los bloguers sin blog que ahora ibais a votar, pero esta es la única medida que veo eficaz para que el concurso mantenga el buen rollo del que se caracterizaba.

Actualización 2

Cristian ha pedido un perdón público por desconocer con exactitud las regas y lo ha echo mediante una entrada como Bloguer Invitado. Evidentemene espero de todos vosotros el reconocimiento al esfuerzo necesario para que la súplica del perdón salga por la boca de cualquiera de nosotros.

Premio nacional de Blogs, de entrada no gracias.

Y menos mal que al final dicho premio se ha quedado en agua de borrajas.
Uno ya veía a los de siempre, en el Congreso de los Diputados, venga a
recoger premios y zarandajas, que al principio serían para los siempre
premiados gurús de la blogosfera y que más adelante, en su segunda
edición, irían a parar explícitamente hacia blogs de tendencia
claramente cercana a la de los que ostentaran el poder en esos momentos.

No amigos, ni me valen las razones Socialistas, ni la de los nacionalismos periféricos para votar en contra de estos premios.

Me
basta la seguridad que tenía de que una vez creados, serían utilizados
para promover ideas políticas. Me basta solo con ver como han
mediatizado media blogosfera con blogs propeperos, prozapateriles y
nacionalistas de poca monta. De momento uno no lee ese tipo de blogs, y
cuando dicen pertenecer a uno de estos movimientos, servidor los
elimina de su propio historial de navegación.

Me basta con un
cine progre y politizado como el actual. Me basta con nuevas cadenas
televisivas estratégicamente posicionadas hacia un lado de la cámara.
Me sobra con la pueril intoxicación que sufre la blogosfera cada vez
que unas elecciones se acercan.

Los políticos, esas ladillas que nunca debieron pisar la blogocosa.

Nunca
la blogocosa tuvo su nombre tan bien puesto, como el día en el que el
primer político hizo acto de presencia. Ver la cantidad de negros que
son capaces de escribir por boca de otros, y que luego llegue la SGAE y
decida que un CD es una copia pirata, cuando los propios políticos son
capaces de estar en dos lugares a la vez, mientras twitean, facebookean
y responden a una entrevista televisiva. Y que a eso no lo llamen copia
si no capacidad de trabajo.

Esos a los que el pluriempleo les
parece bien, cuando en la actualidad media España mira con recelo las
listas del paro, en espera de ver sus nombres grabados allí, cual
maldición pagana de los años antiguos.

Si, a esos que coparían
todos los premios de ahí en adelante, pues la blogosfera es moda y si
los premios se los llevan los de izquierdas habrá que ser muy de
izquierdas, mientras que cuando se los lleven los de la derecha algunos
serán de Pepe de toda la vida del Señor.

No, no me los manden a mi, mándenselos a otro.

Porque
los políticos los queremos bastante lejos de nuestros blogs. Si en la
entrada de la mañana nosotros éramos los piojos de los alojamientos de
archivos gratuitos, estos son perores, son sabandijas que nos miran por
encima del hombro, que creen que por haberse abierto un blog le hacen
un honor a la blogosfera.

Y se olvidan de lo dicho antes. La
blogosfera dejó de llamarse así cuando comenzaron a aparecer los
primeros rankings y sobre todo, cuando el primer político vomitó su
entrada en un blog. Esa primera vez que un hijo de mala madre decidió
evangelizar a los que en ese momento se creían un poder en auge y que
ha acabado agonizando por las esquinas.

Porque morir estamos muriendo señores.

Desde
hace un par de años hay agoreros que nos traen la buena nueva de que
los blogs se mueren. Y es cierto, porque cada vez se habla más de
publicidad que de lo que pasa a nuestro alrededor. La blogosfera ha
pasado de estar gobernada por un Búho que luchaba por que la publicidad
no irrumpiera en los blogs, a un gigantesco anuncio de adsense en el
que lo más importante es colocar bien la publicidad y monetizar lo
máximo posible ese blog por el que no hemos pagado un duro.

Y claro después pasa lo que pasa.

Que
llegan esos del Skydrive y deciden cerrar el grifo. Y algunos se echan
las manos a la cabeza porque ahora no les dejan poner sus archivos a
disposición de los lectores. Y se olvidan estos buenos señores, de que
estaban ganándose un dinerillo a costa de los primeros.

Que es como decía el otro día Obama.

No puede ser que algunos países no hagan esfuerzos y esperen que los esfuerzos de otros los saquen de la crisis…

Y
yo lo aplaudo, ¿porque qué derecho tienes sobre algo que no has pagado?
Pues ninguno amigo mío ninguno. Y no debes protestar demasiado porque
entonces ni si quiera tener un blog será gratuito. Y cuando te quiten
eso, también dirás que las grandes empresas quieren silenciar tu voz,
porque no te dan una vía para hacerla llegar al resto del mundo.

Pero
habrás olvidado que mientras tuviste esa posibilidad, te limitaste a
buscar la forma de ganarte unos miserables euros vendiendo tu
contenido. Y en aquel momento no te acordabas de que tu blog era un
lugar de expresión no, en aquel momento tu blog era la gallina de los
huevos de oro, y como tal, lo que querías era oro, no ideas u opinión,
solo ansiabas ese vil metal llamado dinero.

Por eso me rio muchas veces de lo que escriben otros.

Hemos
perdido miles de horas leyendo una y otra vez una actualización de
wordpress, pagerank y demás, y no hemos aprovechado esa inercia del
principio para potenciar los blogs como medio de comunicación. Y ahora
hasta los mismos periódicos digitales tienen sus propias plataformas de
bitácoras. Y todas ellas copadas por sus articulistas, que además de
cobrar por escribir en el periódico, lo hacen también por estampar su
firma en el blog.

Alguna vez nos creímos el quinto poder y pensamos que los medios tradicionales temblaban solo con oír la palabra blog.

Pero
nos han ganado por la mano. Aunque más bien por el bolsillo. Ellos
sabían que con treinta monedas de plata nuestra alma estaría vendida. Y
no es que hayan pagado las treinta, es que ni si quiera han dado una. 
Hemos pasado de escribir lo que ocurría en nuestra calle a limitarnos a
recopilar decálogos sobre como monetizar el blog. Quisimos hacernos
ricos haciendo exactamente lo mismo que millones de personas a la vez,y
lo único que hemos ganado son dos gigantescos callos,  sitos los
susodichos uno en cada uno de los dos dedos con los que aporreamos el
teclado.

No nos den más premios señores. Y menos de parte de
los políticos. Porque un regalo de un político suele tener un precio
infinitamente mayor en la vuelta que en la ida. Y que sepan ustedes,
que en la ida pagaron ellos y la vuelta es cosa nuestra.

Los blogs, los piojos de los alojamientos de archivos gratuitos.

A comienzos de esta semana este blog se paró. Quedó literalmente congelado por culpa de un cambio de urls de Skydrive,
que provocó que los scripts que hacían funcionar la mayoría de adornos
del blog, tales como el Sitemap o la barra de navegación, dejaran de
hacerlo y por tanto el blog quedara asquerosamente descuadrado.

Blogger no permite alojar archivos en sus servidores, y es blogger y no Microsoft (dueño de Skydrive), quien tiene la culpa de esto.

El caso es que, desde que Skydrive decidió hacer un cambio de Urls, todos los blogs de ayuda habidos y por haber, se han visto desbordados por muchos lectores que les piden soluciones inmediatas.

Es
lo que pasa cuando una legión de bloguers se pone a recomendar algo que
de momento es gratuito en Internet, que al final todo se jode.
Microsoft habrá pensado…

…joer con el ancho de banda, se lo están comiendo estos pardillos con sus ventanas modales y demás chorradas…

Y en cierto modo tienen razón.

No
se puede estar diciendo un día si y otro también que Microsoft es malo
malísimo y después pretender que este te preste un servicio que tu
propia plataforma te niega.

Todos deberíamos aprender a crear nuestros blogs sin demasiada dependencia externa. Por ejemplo, os dejo con el caso de Beto. No es un ejemplo que me guste, pero si que ilustra muy bien lo que quiero decir.

Su
blog, tras fallarle Skydrive, no existe. No hay música, no hay letra,
no hay nada de nada. Se pegó una panzá a trabajar cambiando enlaces de
uno en uno, y cuando ya había acabado de modificarlos fue Microsoft y
le volvió a cambiar las direcciones.

Su blog depende excesivamente de alojamientos externos.

Y
como depende en exceso de fuera, el blog no es suyo, si no de quien
tiene el contenido. Ahora le han cambiado sus enlaces, pero también
podrían decidir cambiar la política de alojamiento, y como no pagó por
el servicio, retirárselo sin pedirle explicaciones ninguna. El ancho de
banda es suyo, el almacenamiento también. Y lo único que hicieron fue prestarte sus servicios, nada más. No hay contrato, no hay palabra, no hay nada de nada.

Y
si con un blog quieres ganar dinero, esa dependencia debe ser nula. Y
él nunca lo comprendió así. Para ganar dinero de una forma justa en los
blogs, lo mínimo es que tu blog te cueste dinero, tener un alojamiento
y un dominio propios. No vale ganar dinero a costa de los servicios que
otros te ofrecen gratuitamente, porque estos siempre tendrán derecho a
negártelos.

Ahora esa será su única solución, ya que si todos
los que huyen de Skydrive lo hacen hacia Google Sites, ¿cuanto creéis
vosotros que estos segundos optarán por esa misma medida?

Servidor ha optado por la solución sencilla, eliminar la totalidad de scripts externos del blog.

Procurar
que el blog no dependa de ningún lugar externo es una buena forma de
luchar contra el desamparo que algunos padecen en estos momentos. Queda
bonito el blog mientras los servicios funcionan, pero cuando dejan de
hacerlo nos quedamos solos y tirados como si de una colilla se tratara.

El mismo JMuir nos dice que los scripts pueden estar alojados en nuestras propias plantillas,
y eso es una solución bastante buena para nosotros, pero en el caso de
los archivos mp3 y vídeos blogger deja bastante que desear.

Cuantas menos cosas dependan de fuera mejor.

¿Y qué quiero decir con todo este rollo?

Pues
que si nosotros no somos los guardianes de nuestros archivos, el paso
del tiempo nos demostrará que tampoco somos sus dueños. Y si nuestros
blogs dependen en demasía de lugares ajenos al mismo, al final
acabaremos estrellándonos contra la implacable realidad de sabernos
abandonados por los que un día nos dijeron que nos dejaban un poquito
de su ancho de banda para que nos creyéramos auténticos webmasters, y
luego nos abandonaron porque una crisis financiera les dijo que debían
quitarse los piojos de la cabeza.

En mi vida me he sentido tan piojo como esta semana. Pero ya no lo soy, ahora solo chupo la sangre de una sola cabeza, la de blogger.

Cosas que hacemos mal al crear nuestro blog.

Hay una cosa que todo bloguer tiene que tener clara a la hora de
iniciarse en esto de los blogs. De todo aquello que pueda aparecer en
la portada del mismo, lo más importante y por descontado lo que hará de vuestro blog una visita obligada para unos cuantos futuros amigos, es un buen contenido.

Por ello cuando confeccionáis vuestro blog, las entradas deben ser la parte más importante, seguidas por un buen menú o nube de etiquetas y acabando por una apariencia agradable. Hay unas cuantas cosas que hacen que vuestros blogs sean difíciles de ver
y esta es solo una lista orientativa que nada tenía que ver con lo que
quería escribir, pero que ha nacido sin más pretensión que la de
ayudar, a la mayor parte de gente posible, a hacer más amistosos sus
blogs a los ojos de quienes no están acostumbrados a estos.

limpieza de plantillas

Espero que no toméis esta entrada como un ataque a vuestros blogs. Sin duda nunca fue mi intención y por supuesto, que quede claro que cada uno con su blog hace lo que le de la gana. Ni más ni menos. Os dejo con la pequeña lista.

Una cabecera extremadamente grande.

Las
cabeceras que ocupan más del 40% de la pantalla del visitante, obligan
ya de por si al mismo a tener que ir a al barra de desplazamiento de la
derecha para poder llegar al contenido. Por ello, la cabecera no debe
nunca superar la cota del 30%.

Una presentación justo debajo de la cabecera.

Hay
muchos blogs que erran al creer que poniendo una superanuncio, o una
imagen, o una bienvenida justo entre la cabecera y las entradas, los
lectores le prestarán atención. Se equivocan, pues con esto ya obligan
al lector a volver a mover la barra de desplazamiento derecha para
llegar al contenido. Lo importante, el contenido, debe estar visible a
primera vista. Las segundas oportunidades no existen en las visitas, y
si esta se va, probablemente no sepa volver.

Fondos con movimientos.

Los
textos deben estar siempre escritos sobre fondos monocolores. No valen
imágenes animadas ni multicolores. El texto que está superpuesto a
movimiento se hace ilegible para los lectores. Además, al lector le das
a entender que el contenido no es lo más importante en tu blog, si no
lo bonito que queda. Y esa es una percepción que matará nuestro blog a
largo plazo.

Letra excesivamente pequeña, o de una fuente demasiado rebuscada.

No
debéis olvidar que en los blogs se escribe. Esto nos recuerda que las
letras deber tener un tamaño acorde para poder ser leídas. Entre el
size=13 y size=16 está bien. Las menores o mayores hacen de la lectura
más un suplicio que un placer. Además, la fuente de la letra debe ser
una más o menos estándar, es decir, las que vienen por defecto en todas
las plataformas: Arial, Georgia, Trebuchet, Courier, Times y Verdana.
Con estas no tendréis problemas para que la gente os lea sin
dificultad. Y como ya todos sabemos que lo importante es nuestro
contenido…pues una batalla que tendremos ganada.

Sidebar demasiado recargada.

Normalmente
de esto pecamos todos, puesto que el que más y el que menos, se ve
obligado a tener que hacer limpieza de la barra lateral de vez en
cuando.

Una sidebar demasiado recargada retrasa la carga del
blog. Esto además de ser un inconveniente, es una lata para quienes sí
llegaron a descubrir tu contenido, puesto que para poder leer sin que
la pantalla de saltos, debemos esperar a que la carga finalice. Y eso
siempre y cuando una imagen no falle y la página no llegue a cargar.

El
problema viene cuando nosotros somos de esos seguidores empedernidos de
memes y demás premios, que nos obligan a colocar los susodichos en la
barra. Si tenemos la suerte de que no nos manden muchos memes, no
tendremos problemas, pero si da la casualidad de que de un día para
otro nos hacemos muy queridos por nuestros lectores, los memes nos
llegarán en oleada, y la barra verá incrementado exponencialmente el
número de imágenes y enlaces que allí aparecen.

Una buena
solución para esto, es crear lo que he visto en algunos lugares y que
yo utilizo para el blogroll, una página de premios. Con ello podemos
colocar todos los banner, premios y demás mimos que la gente nos regale
en una sola entrada, que a su vez estará enlazada desde la sidebar para
que quien quiera verlos se pueda recrear en ellos. Con ello
conseguiremos aliviar la sidebar y la carga del blog. Habremos matado
dos pájaros de un tiro.

Footer demasiado extenso.

Para
los que no sepan que es esto, les diré que el footer es la parte de
abajo del blog. Si bajáis la barra del explorador hasta abajo del todo,
veréis que en muchos casos hay gadgets que nos permiten tener alojadas
herramientas de seguimiento del blog. Algunos, creyendo que hacen
liviana la página, optan por quitar elementos de la sidebar y alojarlos
allí. Esto es también un error, puesto que deben ser cargados de la
misma forma y el problema persistirá.

Todo lo que aparezca
tanto en la sidebar como en el footer debe estar puesto pensando en los
lectores. Todo lo que aparezca en el blog debe ir encaminado a que el
lector sea capaz de llegar a cualquier punto del blog por si mismo y
sin muchas dificultades. Ni el footer ni la sidebar tienen porqué tener
ninguna herramienta imprescindible para nosotros. Somos los
administradores, no necesitamos de atajos, el atajo somos nosotros.

No tener un verdadero lugar en el que informarnos sobre el autor del blog.

Esto
es algo que a muchos no les gusta hacer y que yo respeto profundamente.
Pero recordemos que para saber si un bloguer nos inspira o no
confianza, debemos ser capaces de saber algo de él. Tanto si firmamos
con un pseudónimo, como con nuestro nombre real, la inclusión de una
pequeña presentación explicándole al lector el porqué del blog, o las
metas que te has propuesto con él, facilitarán que este humanifique el
blog y lo dote de tu personalidad para poder asimilar todo lo que en él
expongas.

Con esto de escribir sobre nosotros, no me refiero a
dar nuestro verdadero nombre o exponer nuestra imagen a la luz pública.
Un simple relato a modo de presentación, sin demasiados datos
personales, pero con una idea clara de hacer amistoso el paso del
lector por el blog, darán por bien cumplida la misión. Lo importante es
no parecer distante, aunque lo seas, lo importante es que el lector no
se sienta un simple mirón.

No tener una forma de contacto alternativa a los comentarios.

Muchas
veces una duda, un aviso o un reproche, no es bueno dejarlos en un
comentario a la vista de todos. Podrías perjudicar sin querer la imagen
del autor, o tal vez quieras que la conversación se mantenga en el
ámbito privado. Por ello debes incluir en tu blog una pestaña que nos
lleve a tu correo electrónico. Con ello conseguimos abrir una vía
directa con los lectores. Abrimos en realidad, una autopista libre de
peaje. De esa forma los lectores tendrán esa privacidad que muchas
veces necesitamos a la hora de conversar con las personas.

Pero si lo que pasa es que te resistes a dejar público tu mail, debes saber que tienes otra posibilidad. Por ejemplo el empleo de formularios de contacto. Con ello tu e-mail no es público pero la vía directa estará abierta. Desde luego este es un importante elemento del blog.

No tener un buen menú de navegación.

Los lectores del blog habrán visto que tras el desastre de esta semana con Skydrive,
el antiguo Sitemap del blog, que hacía las funciones de menú del mismo
ha desaparecido. En mi cruzada personal por eliminar cualquier tipo de
elemento externo al blog, la solución del menú ha llegado de la mano de
la nube de etiquetas. Ahora hay cuatro líneas, entre la cabecera y el
inicio de las entradas, en las que aparecen casi todas las etiquetas
con las que se han clasificado todos y cada uno de los posts.

Ahora
si alguien quiere perder el tiempo por el blog, solo debe ir de
etiqueta en etiqueta. Ahora todos tienen cualquier parte del blog a la
distancia de un click. Hay muchas formas de hacerlo y la mía no tiene
porqué ser mejor, pero lo que si que es cierto, es que la ausencia de
un buen menú en el blog es un lastre más que un beneficio. Y por si te
lo pensaste, el archivo del blog no sirve para este menester.

Música en el blog.

Es
este tema no hace falta enrollarse mucho. Cuando entro en un blog que
pone música, lo primero que hago es buscar el reproductor para
apagarlo. La música me la pongo yo en mi PC. Además recordemos los
tempos de carga del blog, el reproductor es un lastre grandísimo.

Y ya creo que paro.

Estos
son una serie de consejos básicos para hacer del blog un lugar
amigable. No pretendo que todo el mundo lo siga a pies juntillas, pero
si que recapaciten sobre la conveniencia o no de tener el blog
recargado y falto de personalidad. Ella, la personalidad, es algo que
se consigue a base a aporrear el teclado y dejarse las ideas en él. Un
banner, un Gif o un tipo de música lo puede poner cualquiera. Un texto
escrito y desarrollado para que llegue al punto concreto que queremos
que llegue solo está en nuestras manos.

Y será cuando los
lectores perciban que algo ha sido escrito para que sea leído, cuando
se dignarán a posar la mirada sobre él y ya no verán un Gif o una
música, si no alguien que ha intentado, aunque no lo haya conseguido,
decir algo que necesitaba que otros leyeran.

Los blogs son
conversación, pero para que esta se produzca, nosotros estamos
obligados a mucho más que a limitarnos a escribir cuatro líneas,
estamos obligados a facilitarla. Y desde luego, esto no se consigue
ocultando el contenido del blog entre elementos que no dicen
exactamente nada de lo que intentamos transmitir, si no magnificando
nuestro mensaje y haciéndolo bien visible incluso para ojos poco
acostumbrados a este tipo de publicaciones.

Recordad, los blogs y la conversación nunca pueden estar reñidos.