El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Archivos diarios: 02/23/2009

23 F

Estar o no de acuerdo con mis opiniones

Este fin de semana me he desayunado con la despedida de una mujer, a la que tras uno de mis artículos de opinión, le dio vergüenza el haber sentido por mi alguna vez simpatía.

racismo

Uno, que ya lleva mucho tiempo en esto de los blogs, ha visto en esa reacción, solo el motivo por el que queda demostrado que la blogosfera no está madura.

La blogosfera está llena de niños pequeños, que ante la más mínima controversia, deciden abandonar el blog que no dice lo que les gusta leer, e irse con su música a otra parte.

Y esto me entristece.

En la misma entrada de la controversia, entrada que algún iluminado tachó de racista, xenófoba y dios sabe qué mas cosas, hubo un debate entre algunos lectores y yo. Muchos de ellos siguen sin estar a favor de mis opiniones, otros las apoyaron con algunos matices, y hay otros que decidieron zanjar una relación de años por ello.

Como ya he dicho miles de veces, los artículos de opinión son eso, artículos de opinión.

No hay que tomarlos como una verdad suprema, ni si quiera como una pequeña verdad. La opinión nunca es verdad, solo es opinión. No se pude ir por el mundo diciendo que ya no soy tu amigo porque opinas esto o lo otro. Eso es simple y llanamente chiquillería.

Cuando un lector lee un blog de opinión, nunca debe esperar una noticia, si no una visión parcial de una verdad, que la tendencia del que ha escrito decantará hacia uno u otro lado. No hay personas imparciales en el mundo, y menos el ombligosfera.

Y cual es mi conclusión.

Que me da igual que alguien ya no me quiera leer mas. Este blog es personal, solo escribo lo que me nace plasmar aquí. Puede ser una opinión, un vídeo, una viñeta, pero siempre intentando que lo plasmado aquí tenga mi propio sello. Es, en definitiva, mi medio de comunicación personalizado.

Se que muchas veces equivoco mi opinión.

También que muchas son demasiado radicales para los amantes de lo políticamente correcto, pero es que ya estoy hasta los huevos de eso, lo políticamente correcto.

Por culpa de esa forma de ser, tenemos los políticos que tenemos, artistas de las vaguedades, maestros de las posturitas para salir en la foto, intelectuales del aborregamiento de sus seguidores.

Con esa mierda, lo único que se consigue es que la gente no exprese de verdad lo que cree.

Y eso nos lleva a un debate en el que todos ven que falla algo, pero nadie se atreve a señalarlo con el dedo, ya que ese señalamiento se girará en su contra y será tildado de xenófobo, racista o lo que esos falsos moralistas decidan llamarle.

Por eso en este blog nadie es tildado de nada.

Aquí se sabe diferenciar lo que es opinión de noticia, una verdad de una mentira, un agradecimiento de una loa falsa. Aquí sabemos que muchas veces solo se leen chorradas, pero también sabemos que esas chorradas son la prolongación de mi persona en internet.

Y si, les agradezco a todos los que saben debatir el que continúen aquí. Y a los que solo gustan de vaguedades les digo que no hace falta que me dejen un comentario para decirme que no me leerán más, es suficiente con que no lo hagan.

Rectificación.

Daniela acaba de presentarse al CETHIV con su historia Agua y viento, sombra y sol. Se que no debería recalcar aquí esa historia y que algunos lo podrían tomar como un apoyo de quien se supone que debería ser imparcial en el concurso.

Pero es que tras leer la historia que nos presenta, y releer esta opinión que he plasmado aquí, me he puesto a pensar en si de verdad vale la pena decir lo que se piensa con la sangre hirviendo.

Creo que finalmente debo admitir, que si bien es verdad que creo que todos los sin papeles deberían ser deportados, no es menos cierto que el echarles la culpa de mi falta de trabajo fue un acto injusto y sobre todo falto de razón.

Por ello solo pido perdón a los que he ofendido. No fue mi intención, aunque fuesen mis dedos los que teclearan esas palabras.