El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Archivos diarios: 02/10/2009

Carta abierta a Marcelino Madrigal

Ayer escribí una de las entradas más duras que recuerdo haber tecleado en el blog. Posiblemente, y no lo niego, dentro de unos meses me arrepienta de algunas cosas que dije, pero lo duro es que ese día aún no ha llegado. Suscribo aún todo lo dicho allí.

Pero amigo Marcelino, hoy me has lanzado una pulla que me ha dolido más aún que la situación que vivo. Reconozco, que tras leer el título de la entrada de hoy (el original era: El 99% del paro de la UE es Español), tenías razón en una cosa, que no decía toda la verdad sobre el vídeo. Y por eso lo he rectificado. Pero después has llamado la atención sobre las supuestas intenciones que tengo para publicar tal o cual vídeo. Y eso es lo que me ha dolido de verdad.

Durante mucho tiempo, aún hoy, has sido mucho más que un bloguer para mi, has sido un amigo y un maestro. Y aún lo eres.

Casi cuatro años leyéndote han significado, para este bloguer, el convertirse en lo que ahora es. He intentado aprender de lo que decías y he comprobado que muchas veces tuviste razón. Has sido una buena guía para este modesto árbol, y gracias a ti y a otros a los que conocí después, he crecido lo más recto y alto que he podido.

Pero hoy has cometido un error al decir que camino hacia un lugar que siempre criticamos. Me has acusado de colocar un vídeo sin confirmar y has achacado al que subió el vídeo la capacidad de convertirlo en verdad o mentira. Y para acabar de arreglarlo has dicho algo de las visitas.

¿Cómo puedes tú decirme a mi que he intentado conseguir visitas?¿Cómo tras tantos años de leernos, te has atrevido a reducir toda la intencionalidad de un vídeo a la de conseguir que más gente venga a mi blog?

Yo nunca me he guiado por las visitas.

No he echo nunca nada de nada para conseguirlas. Siempre he dicho lo que pensaba y nunca he practicado eso de comentar para que vengan a mi blog a comentarme. Hay mucha gente que viene aquí a debatir y charlar, mientras servidor se pasea muy poco por sus casas. Soy un pésimo bloguer y lo reconozco, por eso se que todos los que se pasean por aquí, lo hacen porque les gusta el blog, su forma de ser, la libertad de poder opinar sin que esto suponga un enfrentamiento directo conmigo.

Se respeta todo lo que se dice, no se borran comentarios y casi nunca hablo de lo que los demás hablan. Solo escribo lo que creo que tengo que escribir, y como blog personal que es, de vez en cuando doy rienda suelta a ese yo que todos tenemos dentro y me desahogo. Algunos simplemente pasan de estas entradas, otros las comentan y se ponen frente a mi para contrarrestar mis palabras, pero todos ven en el blog mi medio de comunicación.

Nadie, salvo tú hoy en tus comentarios, ha visto aquí algo parecido a un atril.

No sé para qué querría yo visitas en este blog, si ya se que como esto no mejore, dentro de tres o cuatro meses a lo sumo deberé abandonar internet. No se porqué soy tan ignorante, que cuando podría pagarme la renovación del dominio y un hosting con la publicidad, he optado por no tenerla y pagarlo de mi maltrecho bolsillo. No se porqué soy tan melón, que pudiéndolo pagar todo con el adsense, estoy dispuesto a dejar morir el blog antes que inclinarme ante él.

No Marcelino, esta vez te has equivocado. Y lo digo porque ni aunque me tenga que quedar sin internet, tendré publicidad en el blog. Porque me importan muy poco las estadísticas. Solo me importan las personas que pierden un momento en leer las chorradas que digo. Esos aleccionamientos (algunos los llaman así) que hago cada vez que digo como se ha de bloguear. Porque me da igual que un blog sea grande o pequeño, cuando lo tengo que criticar lo hago sin contemplaciones.

Estoy cansado de esta mierda.

Ya hasta tú ves en este blog intentos de conseguir fama, y servidor nunca ha osado quitarles esos puestos a los que ya los ostentan. Creo que siempre he ido perdiendo lectores. Nunca he tenido pelos en la lengua y mucha gente ya ve en mi a un paleto que creyó que podría triunfar con esto de la blogosfera.

Pero esos que piensan así se olvidan de leer. De revisar el blog, de ver como aquí no hay nada políticamente correcto. Más al contrario, este blog tiene todos los condicionantes para ser un blog de un fantasma que cree que todo lo que dice es verdad.

Olvidan ver como día tras día aquí han venido aduladores y no se han llevado nada. Y olvidan también ver como ha habido gente que con muy poco ha conseguido mucho. He mirado siempre detrás del blog que llegaba hasta aquí, he mirado a la persona. He intentado hacerme una idea de lo que era, y si me daba pie a ponerle un enlace, yo se lo regalaba sin pedirle uno a cambio. Ni si quiera iba a decirlo que lo había enlazado, solo lo hacía y esperaba que mis lectores lo visitaran.

He eliminado el blogroll para que nadie pensara que había gente por encima de otra en este blog.

Los he juntado a todos en una página de enlaces y a todos los he etiquetado con la palabra Blogosfera. Y para los amigos de los Spaces, y para hacerles un lugar especial en mi blog, les he creado un apartado aparte llamado Spacesfera.

Aquí han sido tan importantes los que han comentado una vez, como los que lo han echo más de cien veces. No se ha puesto condición alguna para poder participar, y nunca en ninguna de las iniciativas que he creado para regalar enlaces, he pedido que me enlazaran para participar. Nunca he pedido publicidad en otros blogs y siempre los que me han enlazado lo han echo por iniciativa propia. Nunca este blog ha sido comercial, simplemente ha sido mi pequeño rincón en la blogosfera.

Aquí han estado todos invitados y los que han querido quedarse lo han echo, mientras que los que no lo han querido hacer, han sido libres de marchare. Siempre he dado la bienvenida con una sonrisa y nunca he pensado que mañana podría dar conferencias a 30000 €.

Y lo malo es que mañana puede que este blog ya no exista.

Puede que acabe de la misma forma que comenzó, de repente y sin previo aviso. Y que en el recuerdo de los que aquí perdieron unos momentos de sus agitadas vidas, quede ese poso de que algo aquí se hizo bien. Se que muchos de los lectores del blog saben que al hablar conmigo hablan con un igual.

Yo no se de programación, ni de blogs, ni de adsense, ni de redes sociales, ni de entradas patrocinadas. No se nada de nada sobre eso de ganar dinero con los blogs. Y no lo quiero saber. Prefiero pensar que los que alguna vez cayeron en este apartado lugar, llegaron aquí y descubrieron cómo podían llevar a buen puerto sus blogs. Prefiero pensar que con este blog, conseguí humanizar muchos otros.

Lo siento Marcelino, pero esta vez equivocaste el término.

Amigo, espero que esta entrada alivie esa escozor que te provocó el pensar que yo había perdido el norte. No lo he echo amigo mío, no lo he echo, y solo espero que al final, estas Navidades, nos podamos reír los dos juntos de la forma tan accidentada en la que comenzamos el 2009.

Porque eso significará dos cosas, que nuestra amistad perdura y que servidor encontró trabajo. Y créeme, las dos son importantes para mi.

Espero que todos los lectores del blog sepan perdonar mis salidas de tono.

Nunca he pretendido hacer de mi blog un atril desde el que evangelizar a nadie. Y siempre he creído que lo mejor para disfrutar con esto era decir siempre lo que uno pensaba. Os quiero a todos, porque muchos pasáis por aquí aún sin que yo deje una huella en vuestros blogs, y eso me hace comprender que ya he conseguido todo lo que esperaba de mi blog, he conseguido lectores de verdad.

Un saludo a todos, y especialmente a ti Marcelino.

El 99% del paro en Enero de la UE es Español

No digo más, y lo dicen las estadísticas.

Como hace unos años, queremos un gobierno que no nos mienta.

Actualización.

Y esto es lo que dijo ahora hace justo un año nuestro presi:

Impresionante.