El Mosquitero

Un bloguer-camionero. Sin más…

Archivos diarios: 04/28/2008

Asesinos en la carretera

Desde hace ya mucho tiempo, las autoridades están haciendo especial hincapié en la seguridad vial en nuestro país. Hoy mismo ha sido noticia la muerte de diez motoristas en las carreteras Españolas en este trágico fin de semana.

La verdad es que yo me paso mucho tiempo encima del camión y por ende, circulando por la carretera. Algo que me hace pensar que puede que un día no regrese a casa y que cada artículo que escribo sea lo último que os cuente a vosotros. Ya no porque algún desgraciado se cruce en mi camino, si no porque por las horas que le hecho tras el volante, puede que ese desgraciado sea yo mismo.

Esto me hace pensar en que hay muchas veces en las que el culpable de la muerte de alguien en un accidente de tráfico, no tiene porqué ser un inconsciente malparido que jugó con su vida y la de los demás. Podría ser solo un tipo que se despistó y de golpe y porrazo se vio involucrado en un accidente. No tiene porqué ser un tipo que se hizo tres copas de más y tampoco un drogado. Simplemente un tipo que en un descuido mató a alguien.

En estos temas los camioneros estamos curados de espanto. Sabemos que si nos encontramos involucrados en un accidente de tráfico, cualquier anomalía en nuestros papeles hará que la culpa recaiga sobre nosotros. Solo con que en el descanso del tacógrafo falten cinco minutos, la culpa vaya o no vaya bebido el verdadero culpable, cruzara o no la linea continua, hiciese lo que hiciese, pasará de él a nosotros. Es ley de vida y lo aceptamos.

El caso es que creo que la gente debería concienciarse de que todos y cada uno de nosotros podemos ser asesinos en potencia. Una vez montados en un vehículo y pisado el acelerador, podemos tener la falsa sensación de que llevamos el coche, pero la realidad es que es el coche quien nos lleva a nosotros. Aquellos que habéis tenido un golpe con vuestro propio coche sabréis a qué me refiero.

Después de muchos años sobre la carretera hay una cosa que tengo bastante clara. Los accidentes son imposibles de prevenir y mucho menos de eliminar. Un frenazo a destiempo. Un balón cruzando la calle con un niño detrás. Un día de lluvia y el patinazo del coche que cogía la curva frente a nosotros. Un reventón del que viene en dirección contraria. Hay tantas cosas que son imprevisibles en la carretera…

Se pueden tomar muchas medidas para intentar evitar muchos accidentes.

  • Cuando se circula por una carretera con tres carriles para cada sentido, hay mucha gente que elige la comodidad de ir por el carril del centro. Error grave. En las autoescuelas se dice claramente que hay que circular siempre por el de más a la derecha. Al circular por el del centro estamos estrechando la vía de tres a dos, puesto que adelantar por la derecha está totalmente prohibido. Algunos piensan que así facilitan la incorporación de los demás a la vía, pero lo que hacen es provocar las caravanas, al obligar a adelantar por un solo carril a todos los que vienen detrás.
  • Hay muchos que ante la impaciencia de permanecer detrás de un camión, optan por un adelantamiento peligroso. Fallan al creer que un camión puede frenar en un instante. Los frenos de un camión no están hechos para detener al vehículo en pocos metros, si no para decelerar la marcha del vehículo evitando que se cruce en la carretera. Por eso el camión necesita mucho terreno para detener la marcha. Imaginad cuarenta toneladas frenando en seco en cincuenta metros. Eso es imposible.

No se si será así como empieza una sección en un blog, pero creo que siendo camionero como soy, debo comenzar a pensar en darle un verdadero toque a este blog para que se asemeje más a lo que su autor es en realidad. Hoy os he propuesto dos situaciones en las que muchos fallamos. Creo que iremos poniendo mas conforme vayan pasando los días.

Y recordad, puede que vosotros seáis los asesinos mañana, así que tened precaución en la carretera.

Asesinos en la carretera

Desde hace ya mucho tiempo, las autoridades están haciendo especial hincapié en la seguridad vial en nuestro país. Hoy mismo ha sido noticia la muerte de diez motoristas en las carreteras Españolas en este trágico fin de semana.

La verdad es que yo me paso mucho tiempo encima del camión y por ende, circulando por la carretera. Algo que me hace pensar que puede que un día no regrese a casa y que cada artículo que escribo sea lo último que os cuente a vosotros. Ya no porque algún desgraciado se cruce en mi camino, si no porque por las horas que le hecho tras el volante, puede que ese desgraciado sea yo mismo.

Esto me hace pensar en que hay muchas veces en las que el culpable de la muerte de alguien en un accidente de tráfico, no tiene porqué ser un inconsciente malparido que jugó con su vida y la de los demás. Podría ser solo un tipo que se despistó y de golpe y porrazo se vio involucrado en un accidente. No tiene porqué ser un tipo que se hizo tres copas de más y tampoco un drogado. Simplemente un tipo que en un descuido mató a alguien.

En estos temas los camioneros estamos curados de espanto. Sabemos que si nos encontramos involucrados en un accidente de tráfico, cualquier anomalía en nuestros papeles hará que la culpa recaiga sobre nosotros. Solo con que en el descanso del tacógrafo falten cinco minutos, la culpa vaya o no vaya bebido el verdadero culpable, cruzara o no la linea continua, hiciese lo que hiciese, pasará de él a nosotros. Es ley de vida y lo aceptamos.

El caso es que creo que la gente debería concienciarse de que todos y cada uno de nosotros podemos ser asesinos en potencia. Una vez montados en un vehículo y pisado el acelerador, podemos tener la falsa sensación de que llevamos el coche, pero la realidad es que es el coche quien nos lleva a nosotros. Aquellos que habéis tenido un golpe con vuestro propio coche sabréis a qué me refiero.

Después de muchos años sobre la carretera hay una cosa que tengo bastante clara. Los accidentes son imposibles de prevenir y mucho menos de eliminar. Un frenazo a destiempo. Un balón cruzando la calle con un niño detrás. Un día de lluvia y el patinazo del coche que cogía la curva frente a nosotros. Un reventón del que viene en dirección contraria. Hay tantas cosas que son imprevisibles en la carretera…

Se pueden tomar muchas medidas para intentar evitar muchos accidentes.

  • Cuando se circula por una carretera con tres carriles para cada sentido, hay mucha gente que elige la comodidad de ir por el carril del centro. Error grave. En las autoescuelas se dice claramente que hay que circular siempre por el de más a la derecha. Al circular por el del centro estamos estrechando la vía de tres a dos, puesto que adelantar por la derecha está totalmente prohibido. Algunos piensan que así facilitan la incorporación de los demás a la vía, pero lo que hacen es provocar las caravanas, al obligar a adelantar por un solo carril a todos los que vienen detrás.
  • Hay muchos que ante la impaciencia de permanecer detrás de un camión, optan por un adelantamiento peligroso. Fallan al creer que un camión puede frenar en un instante. Los frenos de un camión no están hechos para detener al vehículo en pocos metros, si no para decelerar la marcha del vehículo evitando que se cruce en la carretera. Por eso el camión necesita mucho terreno para detener la marcha. Imaginad cuarenta toneladas frenando en seco en cincuenta metros. Eso es imposible.

No se si será así como empieza una sección en un blog, pero creo que siendo camionero como soy, debo comenzar a pensar en darle un verdadero toque a este blog para que se asemeje más a lo que su autor es en realidad. Hoy os he propuesto dos situaciones en las que muchos fallamos. Creo que iremos poniendo mas conforme vayan pasando los días.

Y recordad, puede que vosotros seáis los asesinos mañana, así que tened precaución en la carretera.

¿Porqué quitaron los programas de gimnasia de la tele?

Hace mucho tiempo por las mañanas, cuando uno no podía ir a la escuela porque una misteriosa fiebre hacía acto de presencia al despertar, ponían en la tele unos impresionantes programas en los que unas tias buenorras se movían al ritmo de la música, despertando la naciente virilidad de los pocos que en esos momentos no estábamos recluidos en los colegios.

El caso es que un día desaparecieron de la parrilla de todas las cadenas y ya nunca más se supo de ellos. ¿Porqué? Tal vez desde Rufadas hayan dado con la respuesta.

¿Porqué quitaron los programas de gimnasia de la tele?

Hace mucho tiempo por las mañanas, cuando uno no podía ir a la escuela porque una misteriosa fiebre hacía acto de presencia al despertar, ponían en la tele unos impresionantes programas en los que unas tias buenorras se movían al ritmo de la música, despertando la naciente virilidad de los pocos que en esos momentos no estábamos recluidos en los colegios.

El caso es que un día desaparecieron de la parrilla de todas las cadenas y ya nunca más se supo de ellos. ¿Porqué? Tal vez desde Rufadas hayan dado con la respuesta.